lunes, 26 de diciembre de 2011

Manifiéstame fuerte y sin dogmas


Blankaotica: Me gustan las armas y el pacifismo a grandes rasgos

He echado cuentas con un viejo alter-ego y me ha dejado inconsciente en el quicio de una puerta nada aséptica, afiladas las pestañas a navaja expone que:


Rekorre mis arterias
el idealismo decibéliko
de revolucionar tus kalles,
las aceras de mis huesos
están llenas de garages vacíos
k esperan ansiosas
tus andares de James Dean.

No sé kómo exigirte
k me okupes el inmueble
de entrañas rotas
k me kuelgan de los bosillos
sin k te pinches
kon algún k otro kristal
de mis viejas kanciones.

K hacer para k,
sin dejar de ser punk,
asumas mi dependencia
de tus manos de heroína,
y todo esto k te pida
no suene tan autodestruktivo
k te espante,
y yo no pueda soportar
el síndrome de abstinencia
k me provoke el deshaucio
de los lunes sin rock.

Voy a inventar
una konsigna
k tape la boka a la represión
del kafé para uno,
y derribe el cerkado del
anarkiko paraíso del pekado:
“Ilegales las mañanas
k no son del color de tus flexiones”
“Prohibidos los amaneceres
sin fruta prohibida
y frío en los pantalones”
aún a riesgo de k
mis pretensiones de marginalidad
choken con tus labios
de marihuana feliz

Te pediré k explotes
a diario en las horas bajas,
te pediré k explotes,
k seas tú el rebelde sin kausa,
de mi alter-ego post-punk,
Betty Kalavera
y
James Gasolina,
adolescentes perdidos
celebrándose dignos,
sabiéndose rekonocer
en lugares komunes
de la vida komunal

k hagas de mí
y para siempre,
tu Patio Maravillas,

okúpame duro,
k no,
k no pienso oponer resistencia.

21/Dic/2011 inadaptada

lunes, 19 de diciembre de 2011

Esta noche todos al Gruta, poesía + r&r

Se presenta en MADRIZ la antología del Bukowski Club, el bar que ha sido testigo y escena de cómo la poesía se besuquea con las cerveza sin ningún tipo de censura. Las paredes rojas del 25 de San Vicente Ferrer pintadas de romances, desengaños, filosofía, inquietudes, sueños, vivencia, versos, calidez y sobretodo sonrisas. Que voy a deciros si para mí es cómo estar en casa, me alegro de formar parte de esta su historia, a la que le quedan los mejores capítulos por escribir.
Un abrazo muy fuerte y os esperamos a todos!

jueves, 15 de diciembre de 2011

Sé tú mi Babel

Bajo los escombros de la vieja Babel,
yace el pasado de cobardías desquiciado,
demasiado pobre para albergar tantos fantasmas,
demasiado vacío cómo para necesitar tantas sombras,

afiladas oquedades conjuran de insomnio el corazón
de mi Perdita,
cuando racionada la noche,
una legión de Julietas se proyecta en las paredes de angustiosas pesadillas,
des-amores infectando de niebla cada uno de estos putos cigarrillos,
poco prendidos para quemar las miasmas,
demasiado agotados para calentarme el alma.

Y yo que no lo entiendo,
porque de verdad
no lo entiendo,
que se me nublen de cadáveres los labios
aunque abatidos,
rendidos bajo el peso de su osamenta
se amontonen en mi pecho los nudos,
en mi garganta alas negras,
yo, Perdita,
tengo en el corazón un depósito de tibias astilladas
moratones y patadas,
y una parte de mi pasado es fea, y está muerta por fea,
pero me pesa mi muerto,
demasiado muerto para ponerle nombre y caras,
imposible desprenderme de él sin acabar conmigo,

egoísta,
yo misma,
pero sin máscaras ni subterfugios ruge Perdita,
dolida,
si no reconozco mi puño
en cada una de las propuestas de amor,
llámalo sexo, no importa,
que escucho, que leo, repaso, que encuentro.
intransigente,
no mala,…
Me toco
y no reconozco mis manos, mi cuerpo,
mi lengua, mi aliento,
demasiado tuyo para llamarlo mío,

y aun así no lo entiendo,
y aún a riesgo de morir, de matar,
de perder,
pero sobretodo de perderte,
me ahoga el miedo de tu ausencia fronteriza
exiliada por la lluvia de rutina,
que humedece de agridulce espera las mañanas sin ti.
Me ahoga, Romeo
este miércoles con disfraz de puto miércoles
dándome al anochecer de este quince sin ti.
demasiado lejos de los domingos bonitos
con que ando repoblandome el corazón de bandida, antes lleno de huesos…

Y ciega de tanta luna,
con el mantra del destino a mi favor,
por fin lo entiendo,
entiendo mis miedos, los tuyos,
perdono a mi pasado, asumo el tuyo:
he dejado de vivir “para”
para empezar a vivir “porque”
porque
sólo tú
eres el hogar a salvo
ante la devastación,
porque
no necesito torre más alta
que tu metro ochenta y cuatro
para
llegar al cielo,

porque lo toco
cuando Te toco

lunes, 28 de noviembre de 2011

Las goteras

No ha bastado con mudarse de piel
para acabar con las goteras,
las soporto cada vez
que las tormentas se cuelan
por los sumideros
de mi mala memoria.

No ha servido de mucho
amortajar la inconsciencia.,
las oigo
escupir su lamento de viejas heridas
como insomne conjuro.

Y hace tiempo
que tapizan de rendijas
mis temores,
apelando a ese romanticismo siniestro
que se cierne sobre el negro
de la industria del tabú.

Esas goteras que huelen
a perfume y gasolina,
que se confunden tramposas
con la tregua del pasado cobarde,
una milicia de trinchera
abriendo fuego
contra las tinieblas
de mis charcos de errores.

Como
C
          U
                 e
                     r
                v
        O
S

C
   A
     Y
   E
N
  D
O
sobre la osamenta de mi adolescencia:
ese reloj de arena
al que nadie dio la vuelta.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Ya va siendo hora de irse.



La luna no es tan mala compañera para andar por la oscuridad, pasar desapercibido por aquellos rincones que te arrancan un trocito de corazón. Me escondo por los rinconcitos para que tú no me veas. Es la mejor hora para andar de noche. Y ahora que no estamos juntos, creo que estoy preparado para no verte.

No te imaginas lo que te voy a decir, pero ojala fuese mago para hacerte desaparecer pero ni el mejor alcohol de reserva podría quitar cada uno de los trucos de magia que me has hecho, es doloroso sentirse el conejo de tus funciones. Este conejo aun tiene ganas de morderte.

Tu forma de dejarlo fue sin palabras, y mis ojos han quedado inundados de llovizna. Sin palabras me quede también cuando me lo dijiste. En el sonido que se produce en el silencio, aquí retirado entre nuestros árboles solo me queda llorar y escribirte una nueva canción.

Estoy pensando en quedarme entre la arboleda una temporada, me esconderé como una lagartija y me fugare cuando te dejes caer encima de las briznas. No creo que sea el mejor remedio de un corazón arrancado, lo mejor seria curarme tomando el ancla y yendo a buscar otros tesoros menos dañinos.

sábado, 26 de noviembre de 2011

conejo blanco

Maniatado el conejo blanco,

ocho horas al día,

cuarenta a la semana

a la patita de una mesa sueca,



maratoniano y ansioso el conejo blanco

siempre a punto de partir

y con ese miedo

tan suyo

al tempus fugit,



loco no,

reloco el conejo blanco,

que no le llegan,

¡ay! Que al minutero le faltan horas,

que a la cama espacio,



inocente y pequeño el conejo blanco,

con ese reloj tan grande

del que penden cuartos muertos,

que se queda sin cuerda

cinco días a la semana,



pobrecito conejo blanco

asustado y enfrentado

cada semana a la horca,

que le atrapa tantas horas

en la cepa de un mundo hostil,



y yo que siempre le tardo

en desactivar la trampa,

diplomática tortuga,

con la casa siempre a cuestas,

tonta! tonta! más que tonta!



y lloro,

por si no llega,

por si el conejo se estanca,

por si se pierde y no salta,

por que envejezca, se rompa,

por que me olvide entre tantas

encuentre al genio del tiempo

y le descuelgue del tedio

vuelva la Alicia

del cuento

y le traiga noches blancas



por mi culpa

por mi culpa

por mi grandísima culpa

martes, 22 de noviembre de 2011

El viernes, a las 22:00, en el Bukowski, recital de NATALIA + AVA VARAZO

Este viernes todos al Bukow, a beberlo con nosotras, gracias NATALIA por currarte el cartel, qué ganas de este recital con vos!

sábado, 12 de noviembre de 2011

Lo peor

Lo peor no son las traducciones al castellano de Bukowski (...)
ni despertarse todos los domingos llena de moratones
Karlota Arbizu


Lo peor no son los cinco días que separan las habitaciones,
los tiempos muertos en la línea 9, los autobuses de la EMT,
ni tratar el insomnio con relatos de Bolaño o con películas de Oliver Stone,
ni las conspiraciones masónicas, ni la falta de indignados en la puerta del Sol.

Lo peor no es la huelga de Educación,
ni que nos vaya a gobernar Drácula por Frankenstein,
lo peor no es esta crisis, ni quien tiene la culpa de ella,
ni si la literatura ha crecido de golpe en las calles, ni si ha disminuido el consumo de cerveza en los bares.

Lo peor no es el color de las tertulias de Noviembre,
no es el atardecer temprano del domingo,
ni la impaciencia de los botones cuando les golpea la exigencia,
no son las despedidas, ni que tengas que lavar las sábanas cada vez que,

Lo peor no es mi madrastra de Cenicienta,
mi trenza de Rapunzel,
mi sueño de cien años en la más alta torre hasta que has llegado,
ni si lo has hecho sobre un corcel, matando al dragón o gracias a mi hada madrina.

Lo peor es el silencio del somier,
que las sábanas me queden tres tallas grande,
la culpabilidad de los puños rendidos a la rabia,
el realismo encorsetando al reloj de las mil agujas.

Lo peor son las palabras escritas
que alimentan de poesía
este puto blog,
cuando no estás conmigo
cada vez que me muero de hambre.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Fantasía gringa

Imagina que el secreto de las días
es un baile de máscaras
intercambiables
que juegan al despiste
con disfraces
de siete colores
que se colorean al gusto
de las estaciones.

Imagina sus manos al volante
de tu cintura,
y cómo cada uno de los poros
se abren como girasoles
de la amerindia Kansas,
dónde atravesar la ciudad de los vientos
es posible en un poema
que destruye la certidumbre del tedio
cuando al hablar teje
los versos más bellos y sinceros
que conozco,
para entonces
surcar del Este al Sur las Grandes Llanuras
por la cuenca del Arkansas
sin más intención
que desgastar amaneceres nuevos,
ni más maleta que tus labios
de todoterreno vintage.

De esta tierra fértil
desembocar en las Altas Cumbres.
Con canciones de segunda mano
prohibir la entrada
a la mediocridad y la tristeza.
Cómo autoestopistas viajar
a dedo hasta Oklahoma,
y con el sombrero de fieltro
destemplar las cuerdas del ukelele
a base de roncito
y bien.
Amortiguar la tormenta de raíles
con las balizas del corazón
y el silenciador desactivado.
Entre rastrojos arder,
de las costillas prenderse un arpón,
como cheroqui jurar:
que sin ti yo morir,
que por ti yo matar,

Enloquecer de feliz
en la 35 interestatal,
reventar la cunetas de la memoria
y dejar huella de nuestra silueta
en las lunas del viejo Oeste,
como aves rapaces
devorándose el instinto.

Mientras la noche
se incendia,
amarse en defensa propia,
aún con el cazador
apuntándonos las alas
a través del visor
del que busca el amor desde el infierno.

Ramilletes de altramuces en Texas
empapados del polvo del desierto,
deambular por los tejados
con las botas a la medida del vértigo,
prometiéndole al sol criollo
la historia más bonita
del condado.
Montar los caballos sureños
por los oníricos campos de algodón
y coleccionar todos sus relinches
para alimentar la memoria
de crines.
Sentir la emoción
de escapar contigo
al fin del mundo
una y otra vez,

Imagina que noches
de poesía y jazz,
y al mundo y mi madre
volviéndose locos buscándonos,
y tú y yo en Colorado
desafiando desfiladeros imposibles
con la mirada puesta
en el ombligo,
burlando a la generación
del desencanto
como románticos salvajes
dispuestos a descentrar los polos.
tallando a navaja el camino de fuego,
en un incendio de escorpiones
y lluvia de cascabeles.
Dónde la banda sonora del desierto
seas tú y una armónica de hojalata,
nada más,
perdidos y jodidamente a gusto,
coqueteando con el peligro
del Estado de Nuevo México,
repostando saliva y sudor
en cada estación de servicio
a precio de gasolina.

Imagínate gringo y poeta,
renunciando a los herederos
de tanta nada,
y con los bolsillos repletos de tiempo
donde Ser
signifique no ser mas que no mismo,
y pueda hacerte
… poesías,
todo el día,
y toda la noche,
con la certeza de saberte
la bala que acabó con el miedo
del monstruo del destino.

Abrirse en todas las curvas
de la madre de todas las carreteras
con la que comparo
la Vida,
y con lo que quiero decirte
que no entiendo
el futuro ni el presente sin tí,
lo que me hace pensar
que si pudiera
invertiría en la maquina del tiempo
para volver a buscarte,
dónde a falta de amor
hubo no más que güisqui,
libros y música tirada en el sofá,

Imagínate entonces,
cuando Los Ángeles
buscaban su infierno
sobre dos ruedas,
dónde
ni una sóla voz
si no es la tuya
me sostiene,
donde tumbarse en los campos de amapolas,
sea vivir.

Imagina que nos queda
crecer con todo el horizonte
por delante,
ofreciendo
lirismo y kitsch
a un mundo devastado
de prosa
en medio de la nada,
que se resigna al silencio
como si nunca se hubiera
celebrado su combate.

Todo esto
que empieza,
imagina,
desde Madriz,
con Charlie Parker improvisando,
desquiciando de pasión
los corazones
del mundo,
la ventana abierta
y la estufa apagada

Y yo estoy
“más caliente que el asfalto de Georgia”

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Corto Halloween 2010


paranoia y estupidez de un guión improvisado una tarde en Colours,
realización y producción de una misma

(No es poesía todo lo que reluce)

Por complacerte

 Mantente unido a tu familia en sus cadenas serás libre
Por complacerte duermo,
hoy, víspera de festivo.
me he puesto el pijama
más viejo que he encontrado
y contrasta con el maquillaje corrido
de haberme restregado los ojos,

Mis pretensiones de esta tarde
aspiraban a un look a lo Betty Page,
aunque ahora parezca más bien
el león de la vieja Golden Mayer
después de un síncope vasovagal.
Lo admito, me arreglé
para ver cuando podía aguantar,
y entonces,
me he colapsado

yo sólo quería complacerte.

Es una noche ojerosa y triste,
y estoy lejos de dónde me gustaría,
porque me gustaría estar en los bares
besando a mi novio,
escuchando poesía,
bebiendo en las calles
y rompiéndome las medias,
y sin embargo esta noche
hemos calentado las acelgas
para hablar del 20-N,
y por complacerte
he limpiado mi opinión con amoniaco
y te he pedido,
por favor,
que me dejases sóla,
para recoger las migas del mantel
y de paso mis ganas de salir,
que por complacerte
se han lesionado todas.

Y por eso
y por complacerte no me he enfadado,
ni te he puesto mala cara
cuando has vuelto a hablar de la reforma
de tu casa de muñecas
“de veintiún millones de pesetas SeDicePronto”
dónde sobrarán habitaciones
y dónde me tocará compartir la misma con mi hermana,
que por complacerte,
llenarás de Barbies, nenucos y peluches,
para volver a tratarme
como si tuviera 7 años
y el pelo cortito y negro como el carbón,
y yo fuese no más que esa muñequita
que puedes llevar en brazos
sin que diga nada que no sean tequieros,
abuela, miedo, pis, papá, Patricia,
toda esas cosas que te complacen.

No creceré
por complacerte,
y te haré sentir Mamá bandera
toda la vida,
mamaré de tu pecho cuando tenga hambre,
lloraré en la noche cuando sienta miedo..

pero antes,
y siempre por complacerte,
tú te abrirás el vientre
y durante nueve meses más
dependeré plenamente de ti,
me protegerás, me harás Tú
y serás la mujer más feliz del mundo
a la que acaban de decir
que su bebé será una niña,
que deseará complacerla lo que más en esta vida,
y confiará su santa voluntad
en tus manos de aspirina.

Porque por complacerte, madre,
a mi biografía le falta,
que la hija de Socorro
se cargue a Cristina
que se ve,
a menudo
no son compatibles

jueves, 27 de octubre de 2011

Amnistía

Agosto se marchó
Y de puntillas ha llegado
el otoño de las rosas,

marchito,
cambio el rojo promesa
por la plata grillete,

vacías de vino, las botellas
reflejan los abrazos rotos
tras de la pasión violenta,

en la nevera una nota:
esta noche la puta es otra
y el precio lo pongo yo.

(Amiga, valiente
aunque le joda)

martes, 18 de octubre de 2011

Victoria's Secret

Habitante de la fragilidad permanente
que define a la sociedad voyeur,
se esconde de la realidad bizarra
bajo el pseudónimo
de la exhuberancia,
oculta su despecho
tras la máscara de la frivolidad.
Un apunte,
es más lista que rubia,
de lo que se deduce
que toda esa aspiración dorada,
no es más que otro intento
de aparente ingenuidad
y paliativos de ese vértigo
de saber, que otros la están mirando.

Se repasa el carmín
a prueba de cinismo,
y resulta amenazante
cuando al besar
se relame,
primero el labio inferior,
que después se muerde
entornando los ojos
con un gesto de yegua desbocada,
después el superior,
señalando las coordenadas
de la locura
en su rostro,
que no es más que una latitud
de la sexualidad.
Un apunte,
en su boca fatalista
caben todos los atracos
que la noche guarda
al fondo de los callejones.

Es por eso
que si hubiera nacido
en la década de los ’30,
los soldados de la II Guerra Mundial
tendrían colgada su foto
en los armarios,
y desgastada
de tanto imaginarla
tendida, tan rubia
con sus pechos de granada
apuntándoles
directamente
al bajovientre,
y el mareo de sus curvas
rabiosas
cubierta de barras y estrellas,
hoces y martillos,
runas y esvásticas,
Un apunte:
americanos, soviéticos,
nazis, saldando el amor a trompicones,
en medio de tantos muertos
la masturbación es una tregua
para la memoria
en el campo de batalla.

Pero a falta de sidecar,
conduce un Honda Civic rojo,
practica la enajenación sentimental
con microcirugía:
se ha impermeabilizado
las mejillas de muñeca rusa
con terracotta de Guerlain,
por el retrovisor
se afila las pestañas
con cristales de Swarovski
y el coño curtido
a base de diamantes
que no apagan su sed
de ambición y desenfreno.

Un apunte,
se define desconocida y salvaje,
romántica, superficial,
alocada e imposible.
Todas las noches,
Se sienta al fondo de los bares,
recolocándose la ambigüedad
al mismo tiempo que el liguero
juega a ser inofensiva,
llevando el amor al extremo moral
esclaviza la libertad
de los hombres de barra,
entren sus piernas de tarántula
va tejiendo la mortaja
de su independencia.

Fatal, cruza y descruza
las piernas.
Rubia, le han venido a doler
su crimen y su belleza.
Tarde, repara en que
no es el pianista
ni el marino
quienes la está mirando.

El hombre del sombrero
es un viejo edil
que apesta a whisky
y corrupción urbanística.
y no se tiene de pie.
Un apunte,
en la puerta
no hay ni sidecar
ni yate,
sólo un taxi que huele
a una mezcla de vómito y cacahuetes.

Dentro,
él la empieza a desabrochar la blusa
torpemente,
mientras, ella se deja hacer
y emite ronroneos sensuales
al tiempo que le coloca las manos
sobre sus pecho,
asombrosamente duros.

Los aprieta
y ,
bajo la lencería,
el final que lleva años planeando
se activa
renqueando la inexorable cuanta atrás,
la mujer granada
se inmola frente a la sociedad voyeur
con la sonrisa puesta.

Un apunte,
las páginas de sucesos
no registraron la detonación.
en los anuncios por palabras,
se pudo leer lo siguiente:
“Mujer escrita a medias
busca lector afín.
se recompensa con final inesperado”

jueves, 13 de octubre de 2011

armas de construcción masiva

Yo que tengo un guión de Óscar
para contigo,
no soporto el aliento a palomitas
de las butacas del cine,
y me irritan las manías
del espectador
que se empeña en desmontar el tiempo
de cara a la gran pantalla.
Considérenme egocéntrica,
pero no acepto papeles,
dónde no sea protagonista
con revólver, Cadillac
y al Guapo, por supuesto, de mi parte.

Yo que he rechazado la pérdida del mundo,
no aguanto los seriales
si no vienen de Lynch,
ni eso de poner la vida en la sala de espera.
Podéis llamarme impaciente,
pero no entiendo
esa manía de macerar las horas perras
y beberse el vino añejo,
prefiero la cerveza en latas
que me venden en la calle,
y me declaro enemiga de la Virgen de la Soledad,
la de los Dolores, la de las Angustias,
que seguro, ni estaban solas, ni enfermas
ni eran tan vírgenes,
propongo pues, el culto a San Miguel, José Cuervo
y Jack Daniels.

Yo que he perdido los tabúes (y la ropa) con la morgue,
qué después de eternidades muerta,
me hecho un futuro
de arco iris del revés,
no admito más respeto con los muertos
que no se hayan querido como perros
previamente,
ni hayan arañado lunas
a veinte uñas.
Me podéis llamar sacrílega, profana,
acusadme de blasfema,
y de todo el polvo que levanta la carcoma
en nombre de Cristo,
el único grial que me arrodilla
es su entrepierna.

Yo que ya no admito imposibles carretera a través,
ni tensiones por debajo de 140,
que no quiero atardeceres a medias,
ni sexo sin salvaje ni huellas,
yo que aspiro al fin del mundo contigo
y no quiero más detonación que tu risa cada mañana,
y tus brazos cada abrazo,
y tus besos todos los días de la semana,
y tus botones abiertos…
¿Cómo voy a creerme a aquellos
que se jactan de los sueños?
¿cómo, a tantos que se dicen poetas
y defienden la extinción de la poesía
haciendo de los versos, vitrinas
y de la frivolidad campaña?

Llámenme idealista, ingenua,
ciega, y hasta joven,
discutan mis contradicciones,
globalicen mis motivos
y sáquenme mil peros,
doscientos sin embargos
y la disección de este corazón
de nitroglicerina,
(que espero, les explote)

sigan con sus crisis,
sus patrias,
sus idiomas,
sus banderas,
sus Nerudas y sus Millers,
sus guerras y sus paces,
hagan lo que les de la gana
o no hagan nada,

y a mí luego, no me cuenten historias
que ya no sepa,
ni victorias sin méritos,
ni vengan a verme con la sonrisa a medias,
y me digan con esa mierda de corazón de entretiempo:
“Disfruta mientras dure”

No, yo ya no,
podéis llamarme inocente,
gilipollas, extremista,
obsesiva-compulsiva
y hasta enamorada,
porque yo ya no vivo:
yo ardo,

pero no olvidéis
que tengo ventidos años,
un guión de cine
con final irreversiblemente
feliz
un Cadi, un revolver,
y un guapo conmigo
que se llama Montoya
por quien estoy peligrosamente
colgada,

y no dudaré en usarlo.

martes, 13 de septiembre de 2011

Veravierno

Me duele la boca
de tantos versos que me callo,
y los párpados de aguantarme las miradas
detrás de esta pantalla esquiva.

Parecía ayer que rescatábamos
los tirantes y las sandalias
de la cárcel del armario sombrío,
para dar paso a un sol
que se desperezaba rugiendo,
abriendo la madrugá’ a navajazos amarillos
que empezaron a filtrarse
por las pestañas de las persianas,

el calendario de verano
empezaba a deshojarse,
y yo te conocía vergonzosa
fruto de la casualidad
de la nostalgia que tenía colgá’
en los bares de estíos pasados
que acumulaba entre los dientes,
la caducidad de las promesas incumplidas
me devolvían al origen,
me traía a ti,
junto a los días largos,
en que aprendí a quererte
y me enseñaste a a hacer de la literatura tú,
le diste cuerda a mi corazón, tú
y el coño en ristre, tú.

a la luz de las bombillas azules
y el desaliño premeditao’ de los poetas,
las campanas se desataban para mí,
y parecía ayer,
que me llenabas de tesoros
las alforjas de los labios,
que envolvíamos un alijo
de sueños de contrabando
en las sábanas de piel mojada
y los echábamos al maletero de esta,
nuestra historia.

Nuestra historia de verano adolescente
que nos ha devuelto los quince
a golpe de cerveza y morados,
el naufragio de los versos
con los que me has llenao’
el verano de Malasaña,
tú,
que has disparado tanto
desde la trinchera de la poesía
contra el imperio de autómatas
que hace legión en las ciudades,
que te caíste desde tan alto
para levantarte y contarlo,
qué eres capaz de levantar la tierra
sobre la testarudez del mundo,

tú,
que me has hecho entender el lunes
cómo el mejor de los sábados,
qué has desahuciado la vulgaridad del domingo
para enterrar el mito de las despedidas,
tú, que has traído el mar a esta playa de asfalto,
qué me estás llenando de paraísos
las horas muertas,
qué todo lo llenas tú,

¿dónde mis demonios de medias tintas?
¿dónde la mediocridad del gran vacío de invisibles?
¿cuándo ese pasado que corría tras de mí?

Ahora tú,
haciendo malabares con el tiempo perdido,
redescubriendo contigo
que el cielo no es más alto
que la impaciencia de los ascensores,
dónde la noción del espacio
es igualmente provocadora
desde que el mundo se hace y se deshace
en cada una de tus sonrisas,
de primer hombre,

porque he comprendido,
que eres eso,
el ecuador dónde los vientos alisios
han cobrado en sentido
que merecían,
desde dónde quiero el ayer de bandana
y el mañana de sombrero de fieltro,
ahora que el invierno se ajusta la botas
y espera pacientemente
entre las bambalinas de nuestra memoria,

y a mí también me va a doler la risa
cuándo vuelva la rutina de dentistas
de lunes a viernes,
ahora que se dispone a darnos de ostias
con el calendario de las jodidas 8 horas,
pero esta vez no,
este año no va a haber bailarinas ahorcadas
que pendan de los cuartos,
ni exilio de musas
ni siquiera vas a tener que cortarte
la melena, rock star ;)

Que aunque vestido de noviembre,
mago,
sabes forjar los solsticios, todos,
y devolverme a Arizona,
aunque Arizona no sea otra que Tirso de Molina,

y no obstante me va a doler que el verano se despida,
y yo con las cuerdas vocales paralizás’ de tantos silencios
cuándo alrededor,
todo lo que no seas Tú,
se me antoje hostil, frívolo y pequeñajo,
y luego me pidan palabras para definirlo
y piense,
joder, si es que no vais a entenderme cabrones,

¿cómo va entender el transcurso de las estaciones
quién no sabe lo que es el verano de las hojas nuevas?
cómo, el traqueteo del maletero lleno de futuros
atravesando del puto desierto Sonora de lunes a viernes,
qué es nuestra peli sin final ni absoluciones,

¿qué hacer para despertar el murmullo
de relativos y fantasías,
ahora qué él es motivo, aliciente,
promesa de absolutos
y escapismo del tránsito?

¿cómo acallar el sentimiento
que me repta por la garganta
y se estampa contra el muro de los labios cerrados
cuándo pregunten por mí,
y la respuesta seas tú?

cómo explicar,
que acepto el reto del invierno
en veintidós años,
a mí, que me duele que el verano se despida,

qué ahora que el sol es Él,
es la primera vez
que me voy a dar cuenta
que nada eché de menos
que no fueras Tú.

lunes, 12 de septiembre de 2011

a Antonio Vega

Te llevabas muriendo veinte años,
y eras tan joven
cuando adulteraste el pop casposo,
con esa sonrisa acústica y tímida tuya
que susurraba las notas de su historia
a toda una generación

el joven fruto de la relatividad,
que se hacía icónico
mientras la vida se le derramaba
por las calles de Madriz,
él, muchacho indómito
que hizo de las aceras su guarida,
buscando cobijo
a la intemperie de la noche
viciada de trampas y muerte
en los baños de los bares,
dosificando la felicidad en gramos,
que hicieron del viaje al infierno
una metáfora de paraísos artificiales,

y tú tan joven,
pagando con la vida el idealismo
de esos locos ochenta
que te sobrevivieron,
con la deuda permanente
del que vive colgao’
de las agujas infectas de toda esa puta mierda,
que marcó en tu rostro
el mito:
los abismales ángulos
de yonki guapo
que te consumían,

eras tan joven,
tú, con la fragilidad del mundo, este,
a cuestas
y sin recursos pa’ manejar la vida sin destruirla,

rebobinando la película del desenfreno
cada mañana
en tu jodido western
dónde el caballo monta al jinete
en un rodeo de locura
que se consume voraz
entre los últimos parpadeos
de las luces de neón,
que se apagaban,
dejando abiertas las salidas de incendios
por si tocaba correr.

Tú,
gigante,
desengañado de tanto rentabilizar la nostalgia,
que casi podías ordenarla.
Doblegado a esos fantasmas terribles de plata
que te persiguieron hasta el final
como los monstruos de las pesadillas,

blanco de exceso sin treguas,
de picos sin valles
dónde sólo importaba el ahora,
Antonio y Vega,
planetas en órbitas opuestas
indispuestos a entenderse,

el cantante intimista,
el joven visionario
tú, que conociste Orión
y te quedaste en esta Malasaña
de barras de colores
y escaparates de alquitrán y mentiras,

tú, huyendo de la cotidianeidad
dentro de esa espiral maldita
dónde todas las armas son de doble filo,

tan joven,
que llevas muriéndote veinte años
y estás más vivo que nunca.

miércoles, 31 de agosto de 2011

Última noche en la tierra

Pierden los minutos con sus porqués y sus reproches
cuándo juegan a comparar felicidades,
pierden la cordura y la cabeza entre líneas
que se disponen por encima de sus lenguajes,
pierden los días y las noches frente al espejo de Blancanieves
cuándo buscan reafirmar sus miedos
y este les responde: declive.

Pierden los papeles y el tiempo
en la cruzada contra la marea de emociones
que sube cada vez
que una bomba de dopamina destella en el retrovisor
y se dibuja en su rostro
la ineludible propuesta
del desahucio de la ropa
y los buenos modales se inmolan.

Pierden cada vez que no entienden
que al ring siempre sube a ganar todos y cada uno de los asaltos,

han acumulado tantos golpes, que defienden las heridas,
han definido la victoria cómo ese punto que existe
cuándo estás dispuesto a saborear
a qué sabe tu propia caída,
ellos,
los otros.

Pierden la palabra y el respeto
porque no entienden lo bien que lo hacemos juntos
cada vez que me revientas de amor los isquion
y me desclavas el ancla
que tengo amarrada a mi pecho de izquierdas,
bajo las costillas,
que no entienden lo bien que se nos da eso de descolocarnos los órganos
y que le lata igual la polla que el corazón.
y que me pongan igual sus caricias que sus dientes.

Que no entienden que mi país es su geografía de mundo ideal.
Que no lo entienden,
porque saben
que yo no comprendo el futuro del planeta sin el diluvio de besos,
ni la bandera de la paz sin la guerra en las trincheras del acantilado de sus caderas
ni el esqueleto del universo sin sus huesos,

y ellos pierden,

sus guiones, sus esquemas,
sus composiciones, pierden,
cuándo le quiero en rap y me improvisa jazz,
cuándo le siento funk y me baila un rock,
cuándo me escribe blues
en vez de un vals,
cuándo le pido hard
y Él se pone punk,
se me escurre el top,
se desboca el beat,
me hipnotiza el break
me devuelve el swing,
se me acaba el flow…

y pierden ellos,

que no estaban cuando se desató la última noche en la tierra,
lejos de Madriz,
con el precinto en los labios rezando:
Frágil,
con el ansia contenida en los nudillos,

y siempre pierden,
los que no entendían que no hay música
que iguale el agua contra su piel mojada,
que no hay sombra que cubra la luz de su sonrisa,
ni tiempo pasado mejor
que un sábado, veintitrés de julio, Muras, Galicia,

que no estaban ellos,
que perdían,
y allí,
las campanas se tensaron
haciendo de las esquinas de la cama
el cuadrilátero dónde empecé a darme cuenta
que me estaba enamorando…

Y el cabecero amortiguaba el combate
que acababa con el derribo de la incredulidad
a golpes de puños desnudos sobre la lona de sábanas,
los tontos perdían,
knock-out,

ellos,
qué habían reído tan poco que defendían las lágrimas,
qué no entendían la poesía y reclamaban la prosa.

Ganaba yo,
por él,
el guapo,
el chulo,
el blogger,
él, corazón,
él, poesía,
él, patria,
mi jazz, mi blues,
mi swing, mi punk,
mi vals, mi rock

mi Soul

lunes, 22 de agosto de 2011

Palestina (poemas antiguos)

Ojeando el foro voy encontrando cosillas que creía perdidas o tenía olvidadas, iré subiendo algunas poco a poco. Esto lo escribí en enero de 2009, para un recital que organizó Gsús Bonilla en el Bukowski Club, "Poesía contra la barbarie", que se celebró de manera simultánea en varios puntos de España, y bueno lo cuelgo aqui, porque la poesía social no es lo mío y este poema fue mi único intento.

Sangra Palestina y el suelo se empapa de agonía y ángeles vírgenes,
sangra miseria y el hambre desnuda aúlla consumiendo rastrojos de piel, despojos,
sangra y se retuerce la vida amordazada de pies descalzos,
sangra y las bombas sentencian la condena de los inocentes

y las madres acunan a sus hijos con silbidos de esperanza,
y los besan y rezan por un alba blanca sin horrores ni matanzas

...y duele

sangra Palestina y arden imperecederos los derechos humanos que se prostituyen entre llamas
sangra en triste orgía de fantasmas y metralla,
sangra y se acurruca el dolor en las camillas de hospitales furtivos,
sangra y la sangre okupa, resiste y no se arrodilla

y se comercia con la derrota y las reservas de alma
y los náufragos, que jamás han tenido un navío se ahogan en cañerías concurridas de soledad y vacío

...y duele

sangra Palestina y el verdugo besa con carmín su frente,
sangra y la puesta de sol se tiñe en llamas,
sangra porque el genocidio está presente,
sangre y la lacra de la sociedad se extiende: religión + poder = muerte

¿y si Dios existe? ... comunica como siempre,
¿y si apostamos la vida? ... la perdemos en las fauces de suerte
y ya sabes, unos bien y otros bien jodidos
...y joder si duele

sangra Palestina mientras la inocencia cotiza ferozmente en el mercado de valores,
sangran las manos manchadas del vicio mortal de todopoderosos y especuladores,
sangra y el infierno se muda a Gaza,
sangra y jaque mate, pierden blancas (la peor parte siempre le toca a los más pobres...)

y estamos hartos de rencor y religión
y no admitimos más tapices que los besos (ni pieles, ni huesos)

...y duele

sangra Palestina, y pienso que las mujeres sólo tendrían que gemir en el clímax,
sangra porque con dos años no sabrán lo que es la escuela, ni se van a reír cantando, ni jugando a la
rayuela...
sangra y los padres lloran sin poder besar a sus hijos, sin poder versear sobre paz

y se va agotando la vida debatiéndose entre la sístole y la diástole
y toman el último suspiro para amar la tierra que les vio crecer

...y esto tiene que doler

sangra Palestina en campos cubiertos de flores de muerte,
sangran amapolas, quejios y partituras de guerras de Oriente

y yo,
que quería escribir poesía
lloro rabia tras del biombo de Occidente

sal de donde estés,
sangra Palestina
y la sangre también salpica nuestras mentes

...y duele

jueves, 11 de agosto de 2011

Dulce California, ::cortesía de Patricia Marugán (Amiga y Hada de cuento)::

El susurro de la hojarasca fresca en un amanecer otoñal me despertó. Había transgredido la barrera impuesta por el silencio y buscaba la manera de ocupar su lugar en el mundo. Me recordó a mí misma. Me gustaba soñar e idealizar la vida de forma paralela a la realidad en la que estaba inmersa. Aún creía con esa exacerbada inocencia de niña mimada que existían los cuentos de hadas, los finales felices, los sapos metamorfoseados en bellos príncipes, los lugares paradisíacos y las tardes eternas de juegos en el parque con mis por aquel entonces amigos. Qué duro es hacerse mayor y cambiar el cristal a través del cual observamos la vida. Darse cuenta de que la felicidad reside en momentos efímeros y se puede administrar por medio de pastillas antidepresivas. He decidido ser la excepción y establecer los cimientos de mi vida siendo niña en un mundo de adultos.

Y un utópico Noviembre Dulce da paso al inexorable invierno, en el que un cúmulo de emociones cristalizadas conforman una fría bola de hielo que alberga demasiados sentimientos hirientes. 03.15. Llego a casa... Desmantelo la esencia de mi ser de cara a la ventana y supongo que con música el letargo no será eterno. Acaba el vinilo. Silencio.

20 olvidadas primaveras se refugian en la calle Desengaño. Los límites entre la cordura y la insensatez a veces me juegan malas pasadas. No obstante, no le doy excesiva importancia. Decido ser pasional y pintarme los labios de rojo. Bailar un blues a tu salud y desfasar la noche entera.
Acabo jodidamente sola. Nunca he visto deslumbrar al Retiro con tan majestuosa belleza.

Junio. Una visión panorámica de mi mesilla muestra prozacs cerrados, litros de alcohol desperdiciados y una sobredosis de energía intensa. Me voy a vivir a la dulce California porque hoy pienso en playa, en veranos inolvidables, en surf con swing y por fin en mí misma. Quiero ser Pretty Woman a tu lado. Empezar de cero la ruta 66 de la que me habló una buena amiga...

::Bukowski Club::
-Jam Session-
10 de Agosto de 2011
(Quiero hacerme un año entero con el verano en Malasaña)

miércoles, 10 de agosto de 2011

El domador de relojes

Los columpios del parque
han dejado de entender el mañana
como un instrumento de moderación social,
parece imposible que hasta ahora
yo tampoco me lo hubiese planteado,
es como si le hubiesen estirado las manecillas
a los relojes del futuro
y los hubiesen llenado de arena
para no volver a darlos la vuelta,

el tiempo está encallado
entre la yerba y el tabaco liado
que separa el nuevo “nos-“
del viejo y desusado “-otros”
y amenaza con explotar
cada vez que encendido el peta
se dibuja entre nosotros
una pira de tesoros y deseos
que propone un nuevo incendio
dónde coleccionar quemaduras de primer grado.

La vía láctea ha reeducado sus manías
y las estrellas que tiritan
desde que el mundo es mundo,
parpadean y okupan constelaciones vecinas
en una manifestación libertaria
convocada ahí arriba:

Una asamblea astrológica
declara el verano, estación universal
y reduce todo lo demás a esporádico, banal,
irrelevante.

Abajo esto se resume a la permanente resaca
de la fiesta de su cuerpo,
que padezco de manera crónica.

Desde que los días de la semana se suceden en poesías,
y las semanas cuelgan del calendario
de su boca,
el cosmos cabe en un suspiro de 17 metros cuadrados
que se despliega a cada instante
como una página en blanco
para escribir en ella
una historia nueva
dónde el deseo obtiene de la piel
las respuestas en las que el corazón sabe
comunicarse y extenderse.

Dos caladas después,
aparecen esculturas,
y sus abrazos se antojan el verdadero Renacimiento,
que ya hubiese querido Miguel Ángel,

el arte de todo ese siglo
me parece una mentira
para justificar el anhelo de algo perdido,
y con el permiso de tantas y tantas galerías,
los instantes anteriores
se reducen a intentos
comparados con sus manos
cuando me pone en pie las entrañas
y después me desenreda el pelo,

las primeras raíces del arte
hace tiempo que están carcomidas
desde que no creo en más imposibles
capaces de estremecerme
hasta los cimientos de mi propia cultura clásica:
su boca.

Por eso no entiendo más ciencia
que su risa,
más magia que su risa,
más arte que su risa,
más superstición que todo el manantial intravenoso
que le hace latir
y brota garganta a través,
que escupe risa,
que talla risa,

por eso
que no hay ayeres ni mañanas,
que puedan explicar nada

Más allá de estos versos,
no hay ni deudas, ni dudas,
ni nada que no sea inercia,
instinto, certeza
de que hace días, pocos,
pero los suficientes,
haya perdido el miedo,
al espacio,
al tiempo,
a la historia,
y me haya echo un vestido de manecillas
y volantes
pa enseñarle los colmillos
que me has endulzao con besos,
al tonto del destino,

que desde que has hecho todo esto
de desinventar el tiempo
no sé si eres poeta,
marciano,
habitante de otro planeta,
mitad-humano, mitología,
murciélago, arqueología,
antropófago,
liturgia,
energía,
si es que vienes de otra estancia,

no sé si es que serás mago,
pero a veces,
lo juro,
a veces te siento MAGIA

miércoles, 3 de agosto de 2011

no es casualidad que suelo rime con cielo

Chica del sombrero, está lloviendo,
va siendo hora de que te mojes
(Taylor DURDEN a Kaotica)

¿Qué más da que todos esos lugares
no sean para nosotros?
¿Qué importa si esa noche regalaban sonetos
en los bares con cada ración de insomnio
por cada cigarro consumido?

Entonces, los poetas
intentaba acercar todas esas sensaciones
para las que el lenguaje no está preparado,
y pensé que sus aullidos eran el mejor
de los intentos de hacerle escuchar al mundo
bocanadas de un blues desordenado
que acerca el Olimpo un poco más
a esta tierra,
porque aullar es la única forma,
de salvar a los débiles del mundo,
y al mundo de los débiles,
todo eso del lado en el que estamos
se volvió deuda esa noche,
de vuelta a casa pensaba
que tal vez,
que quizás
que ojalá
que algún día,
que entonces vivía en estado de entrelíneas,
de groupie literaria, le dije,
y las rondas de cerveza empezaron a crecer
como la espuma
entre sus ojos y los míos,
eso éramos, solo dos reflejos de nuestras caras esas,
reconociéndose,
y bien peinadas,
con una sonrisa de estreno Hollywood,

esa noche, él era todas las estrellas yankees
con las que me había masturbado,

y me paralizó otra vez
que tal vez
que quizá
que ojalá
que algún día
que casualidad que entonces desaparecieron los límites
y todo lo de antes se convirtió en el pasadizo
de una historia en semirrecta
con vistas al infinito.

Desde entonces tengo las rodillas
solladas de tanto amor que me pides

Hemingway, Bukowski y Miller serían anónimos
si él se hubiera bebido sus cervezas

Morrison, Cobain y Curtis serían anónimos
si hubiera optado por la autodestrucción

pero no eres perfecto,
eres eso tan ideal
de lo que todos hablan
y yo conozco,

eres esos 21 gramos
que desordenan la vida
en una sobredosis
de sonrisas azules

y eres toda esa pólvora
que incendia versos
para iluminar las paredes rojas
de este bar,

eres un adicto a la vida
que salpica de galaxias
las 7 letras que te definen,

eso, que hace que me ría
de cómo patina el resto
sobre la superficie de la esfera esa
tratando de llegar al centro
cuando ni siquiera pueden
concebir la tercera dimensión,

todo eso que dicen de que los genios
han salido de las lámparas
es un cuento Disney
que nos ha limitado a tres deseos,

esos límites, que tú no tienes
porque eres eso que aúlla por encima,
que crea y crece,
que folla y llora,
que quema y siente,
que engancha y gana,
desnuda y viste,
que araña y muerde,
escribe, embiste,
que besa y ama,

eres eso que alimenta la leyenda
de que hace 25 años
que Dios existe

jueves, 21 de julio de 2011

Violencia

Del mundo hay poco o nada que temer,
la época exige violencia,
las velas crepitan suavemente sobre el alfeizar de las ventanas,
asistimos a la extinción del planeta
con la indiferencia del corazón aún caliente
que ha sido arrancado del cuerpo del espectador,
y mientras, el cuerpo canta en pandemónium ensordecedor
a una generación rabiosa,
que quiere que ser la última.
Esto es lo que se llama la puesta de escena.
La religión exige violencia,
las guerras de Oriente se escriben en las pieles de los hombres
con tinta indeleble,
al norte,
se encuentran los restos de la casa de fieras,
la necesidad imperiosa de despedazarnos nos ha vuelto temerarios,
la necesidad de fé, nos ha vuelto ateos irreversibles,
sobre nuestros dogmas se cierra la jungla,
crujen nuestros huesos,
silencian las palabras…
Parece simplemente natural,
buscamos comernos mutuamente las entrañas,
buscamos belleza en nuestra tragedia privada,
buscamos nuestra prueba nuclear.
Nuestra Hiroshima.
Esto es lo que se llama el asedio del Génesis.

La literatura exige violencia,
triunfar deprisa,
busca agitar el mundo,
la detonación definitiva que descentre el meridiano hasta los polos,
la justificación del sentido,
si es que alguna vez lo tuvo,
el diluvio de personas que nos hemos inventado para interpretarnos
carga contra nuestras plumas,
no nos damos cuenta pero
nosotros somos sus personajes,
dónde la poesía es un espejo sin fondo
en el que caben todos los incendios,
una y otra vez somos culpables del mismo crimen:
ignorar que la imaginación lo es todo,
en la imaginación hay dolor y lucha
alegría y exhuberancia,
guerra y paz,
¡malditos los cobardes que no caminan contra el tiempo!
¡malditos los cadáveres que alimentan los bolsillos de telarañas!
¡malditos los poetas que no escriben canciones de amor!
Malditos todos, que se conforman con un mundo hostil
atestado de fantasmas tristes.
Esto es lo que se llama el naufragio de la dulzura.

El sexo exige violencia,
nadie conoce los ríos que manan por nuestro sudor
cuando nos damos la mano,
sonríe,
y podría atravesar media Asia de un salto,
las katanas de mil samurais se forjan entre sus hombros de poeta dragón,
me invita a agotar el siglo sin más guía que el instinto,
quiero enloquecer entre las escamas
que separan los mares y continentes que le habitan.
El universo se reduce a una legión de centellas
que va seguida de un incendio,
que va seguida de un batalla,
que va seguida de una victoria,
… se requiere etiqueta.
Siento vida, siento mentes, locuacidad,
asfixia, prehistoria, quimérica,
siento hambre de sentir todo,
y si vivir es lo supremo, me convertiré en caníbal.
Esto es lo que se llama supervivencia,

Y si la época es violencia
y la religión es violencia,
si la literatura es violencia
si es la poesía violencia,
si además lo es el sexo
y la anarquía es violencia,
si la imaginación es violencia
y esta noche es violenta,
que el dragón sea el tamiz que filtre
mi época, mi religión, ,mi literatura,
mi poesía, mi sexo, mi anarquía…
Que en esta noche violenta
olvidemos que convivimos con la barbarie
(al menos hasta que amanezca)

BUKOWSKI CLUB
::Jam Session, 20 de Julio::

jueves, 14 de julio de 2011

Malditos!


Cuándo la marea baja en esta ciudad,
solo quedan un puñado de sirenas sifilíticas varadas en el fango,
eclipsa la poesía el canto de los maniacos,
alegan la presunción de que son irreductibles,
de forma romántica, reafirma su fe en el declive,
y elijen qué cigarrillos para prender qué corazones y qué Arizonas en un mismo poema,

por lo que se refiere a Madriz, años de melancolía parisiense
les hacen sacudirse el blues tres veces por semana
y evocan con nostalgia empaparse del pasado romántico de los negros,
dónde no existe un plano no infectado de barbarie y dulzura.

En sus ojos de vinilo se forjan constelaciones del color de las miasmas,
y detrás de cada barra, saldan sus deudas de romance y alquitrán
como si flotaran en los vapores destilados de la ayahuasca,
versos
versos de humo,
versos mentolados,
versos narcóticos,
versos anestésicos,
versos antiinflamantorios
la industria farmaceútica nos quiere medicar a todos...
versos.

Por lo que se refiere a Dios, lo han encontrado, pero no es suficiente,
no dicen nada, dicen nihilismo, esa es su minusvalía
dondequiera que se sienten, la sillas se desploman,
el templo es su cuerpo,
para ellos si existe el dolor colectivo.

Por lo que se refiere a la historia, está descatalogada,
la historia, sórdida araña demoníaca que alimenta su rueca con las pieles del mundo.
Al principio, se contoneaba suplicando la parálisis del olvido
y llegaron ellos,
como locos entre la muchedumbre explotaron simultáneamente en cualquier parte
y sembraron de belleza aterradora la ciudad de las sirenas sifilíticas,
la balada de su revolución sigue intacta,
por lo que se refiere a los medios, todavía no se ha convertido en un anuncio de televisión.

Al amanecer se alzan sobre mundos nuevos
y como sueños de opio evitan las distancias al fondo de sus ojos
reviviendo el crimen de la madrugá de la ciudad de los malditas,
esperando otro anochecer que traiga canciones nuevas y tiña de fuego el cielo, y de paz el suelo,

...parece simplemente natural, la manada de lobos contra el mundo,
reivindicando la licantropía en las lunas de los bares,
es la poesía un oficio feroz,
por lo que se refiere a mí, espero que me devore…

A todos esos Bukowskis, a todos esos Diablos que me hacen sentir, S E N T I R
::Bukowski Club, 13 de Julio de 2011::

viernes, 17 de junio de 2011

2 poemas de 2009

Revisando viejas libretas me he dao' de frente con palabras que creía perdidas, como no sé si estaré preparada para que vuelva a reventarme el corazón de tanta nostalgia y sin avisar, los dejo aqui colocados dónde la soledad se volvió kaotica y se hizo isla

No puedo besarte...
no puedo aspirar la vivacidad que se te escapa entre los dedos,
no puedo sentirte cómplice si lías tus ojos marihuana con mi tabaco natural,
no puedo memorizar las líneas que surcan tus manos
las venas que forjan tus brazos...

No puedo dejarte notitas en la nevera que avisan que he dejado ahí el champagne para que se enfríe,
y tu cama desnuda de lencería púrpura,
no puedo mandarte un sms: En la puert d tu facul xa comer(nos)
ni a las gaviotas les gusta el menú de la city
ni la luna hace topless en la Gran Vía...

No puedo pisarte los pies si insistes en bailar un vals
no se bailar, ni correr con tacones,
no puedo desatarte la corbata, la piel, las palabras...
no puedo hacerte el amor en el portal de tu casa,
ni puedo pedirte que gimas mi nombre cuando te corres
nunca voy a hacer un trío contigo y con tu saxo
ni voy a volver a perder la virginidad escuchando a Los Planetas

no voy a empaparme en tus brazos bajo la lluvia de Enero,
ni voy a bañarme en tu playa si gana el Valencia, el Atleti, el Rayo...
no voy a discutir contigo si Melchor es el del pelo castaño o el del pelo blanco,
no vamos a escuchar juntos canciones de ABBA
... ni voy a poder decirte que me revuelven el estómago

no voy a emocionarme cuando debutes como prota de un teatro musical,
no puedo sonrojarme si me dices lo linda que soy...
No voy a tocarte el culo cuando paseas por el puerto
ni voy a romperte la lengua a versos gritando lo bueno que estás

no puedes ser mi príncipe Alí, mi Jhon Smith, mi Jack Sparrow
no hay islas en Madrid
no estás aquí
no...

el tiempo no existe, lo inventaron para vender relojes

La incertidumbre de la caja de música y piel,

siempre pensando en los resortes que sollozan claque en calcetines de rayitas...
tus manos remendadas a los bolsillos de mi culo
y el calor que nos sube a dos cubatas
que se derraman ............ ............ en cualquier antro de Malasaña

el miedo a agotar las reservas de caricias
y quedarnos fríos después de quitarnos la ropa y la vergüenza
ladrarnos en todas las barras lo adictos que somos al calor y al vicio
... respondernos con canciones de la Fuga

apagar soles encender lunas borrar catorcesdefebrero
escribir sábados entre semana
y montarte
montarte hasta perder las espuelas,
hacerte una transfusión de lunares de mi vientre a tu abdomen...

darnos la espalda y llorar a 180 km/h
arriesgarse a pegarnos la hostia
ensuciarnos el corazón de asfalto y ácido
desear que nada se decida hasta los penaltis
olvidarnos del Guaje de Messi de Ibrahimovic,
(en los asientos de atrás de tu coche somos tres: nosotros, tú y yo)

cursar cursos de caramelos cama y cosquillas
sábados domingos y fiestas de guardar
... tanatorios de sombreros y cremalleras los lunes de madrugada
esnifar sudor y sexo por debajo de la mesa y sin zapatos

decir follar en vez de amar
sentir celos; ir de dura
querer princesa; tener royito
volver a decir lo liberal que eres, las mamadas que haces,
¿y tu escritor favorito? ...el mío Kerouac, Kerouac, Kerouac
etc, etc,

bailar como en los años 20 y estrenar rodillas de seda
fumarnos unos porros
viajar hasta Nepal en alfombra-mágica

03.00
desnuda frente a un espejo sin pared
heridas en las pupilas
el pecho sangrando tinta
...empapada de un jazz amarillo
mientras en el gramófono asesinan a Yoko y a Courtney

Kaotica 2009

domingo, 5 de junio de 2011

remeber yesterday (porque estas cosas ya no pasan)

... o puede que si, resubo y explico esta semana ...

El mundo empezó a dar vueltas
frenéticamente,
hubo una vez que creí que follar
tenía que ver con el amor:
el amor carnal, quizá.
Para entonces
parecía que iba a dejar de marearme
cada vez que uno de esos hijos de puta
me la clavaba
hasta el fondo,
creía en el dolor
que producía el placer
mientras todo se desordenaba
armoniosamente a ciegas,
mesas cojas,
teléfonos descolgados,
perfecta incomunicación,
lluvia negra casi transparente
y dedos
adheridos a las curvas
de mi espalda
arrastrando las consecuencias
de siempre:
actos (im)puros
que ensucian de remordimiento
el jodido amor.
El problema
(o la suerte)
es que no había conocido
un pasado mejor,
para hablar
de las ruinas humeantes
que deja un puto No de labios
de un hombre, o de una mujer,
la ausencia de monosílabos
todavía me aniquila...
aunque vuele con alas
de tequila barato
alcanzaré sus manos,
después de arder
y reducirlo todo a un campo de rastrojos,
antes de la última envestida,
seremos cenizas
sofocadas y candentes,
cómo dos leños
sujetos a las raíces de una tierra
que no nos pertenece
esperaremos el hacha
con la alegría de los locos
(a veces olvido que el mundo
es un lugar lleno de fantasmas tristes)
supongo que se me llenan los ojos
de rabia cuando tropiezo
con ciertas realidades,
como cuando me impiden que lo haga,
le patearía las espinillas
hasta que el calor le abrasará las entrañas,
y me invitará al infierno
de su cuerpo de pecado,
le ladraría desvaríos
hasta que me partiera los labios,
y de su puño y lengua,
me escribiese
versos con los hilos de sangre
que recojan sus dientes,
o me escribiese canciones,
o un himno de paz
sin tregua
desde la nuca hasta los talones,
... que me arañen todos
esos gatos acústicos
que terminen sus solos todos esos músicos
que no conozco
si después
me va a dejar joderle por el placer de joder,
si yo también voy a dejarme...
si yo también voy a prenderme
un puñado de estrellas
entre las piernas
que simulen el cielo
de una noche de agosto,
pero eterna,
que yo también quiero ir con él
a la luna,
y a Agra, y a Nepal,
y a donde nos lleven los vientos Alisios
o un par de canutos de hierba.
Me estoy colgando
del hombre más increíble
de la tierra...
y sólo soy capaz
de pensar en
acariciarle la espalda
como se acarician los costados
de un león
...espero que me devore.

¡Qué soy una enferma
ansiosa de amor!
o la ninfómana que dijo tu madre
complaciente y nunca realizada,
o simple suicida,
esclava de un pasado trágico,
soñadora de un ideal imposible,
romántica, enemiga de Bécquer,
irreverente, idiota,
profundamenteCrédulaYconfiada,
en fin,
abandonada sin reservas
a los placeres supremos
de la insensatez
y la utopía,
que quiero que me enseñe
el sitio donde teje sus sueños,
donde escribe sus inquietudes,
para besarlo
en silencio.
Que casi le pierdo...
que he llorado como una niña
por eso,
y no se lo he dicho,
que también se me hace un nudo en pecho
cuando después de decirnos todo
le desvío la mirada
y me maldigo
por quererle como en las canciones
y callarme como las putas.
Que le entiendo de sobra
cuando me toca desde lejos
y le rechazo rabiosa...
que le entiendo de sobra
cuando echa de menos su casa,
sus olas, su madre,
cuando odie las calles
a las que siento que pertenezco
y las que no,
que creo en él
más de lo que imagina.

Hubo un día que perdí
la vergüenza
en el atril de un bar,
además del abrigo
y la piel de nylon de las rodillas,
antes
había perdido la inocencia
en los brazos de caras anónimas
que fueron diluyéndose
al fondo de vasos
siempre medio vacíos,
perdí el interés,
“creí que follar tenía
algo que ver con el amor”
(bis)
hace poco que
me reencontré con todos los sueños perdidos,
que el sol aún calentaba
a los varados en las aceras,
que me había citado con él perfecto desconocido
que de la noche a la mañana
me hizo dudar
si mi ciudad
era la que se describe en el génesis
hace minutos que pienso retarle a comprobarlo
como se hacía en el cuadrilátero
cuando los boxeadores no usaban guantes,
asaltos ilimitados,
tiempos muertos
para calmar las heridas
y tú,
Jake la Motta,
y yo,
Vickie Thailer,
buscando en el ring la manera
de abrirnos paso
a la
belleza de la realidad,
sin ideales
a golpes
como la vida misma

jueves, 19 de mayo de 2011

Invitación a la luna


No debería estar aquí cuando ya he decidido tantas veces hacer las maletas
Todos los hombres tienen miedo pero yo creo que voy el primero,
Lo habría hecho ya si tuviera claro a donde ir pero siempre queda en un lamento
Me doy cuenta que no siempre existen los colores vivos ni que sea capaz de saltar al vació, sin que tu me ayudes.

Andar solo y sin ninguna luz, no es para nada fácil pero se tiene que intentar
Quizás así pueda estirar los azules del cielo y tocar canciones encima de tus nubes,
No debería estar aquí cuando solo pienso en dejar todo esto y mirar a otros ojos
Los demás quizás luego me añoren pero me ¿entenderán? No saben que estoy aquí porque no encuentro la puerta.

Quiero pasear en globo y ver la arena desde el cielo, que demos una vuelta al mundo
No quiero que llegue el fin del mundo sin descubrir todo esto que no existe
Arriesguémonos e intentémoslo, volvamos a ser niños ante una bolsa de caramelos
La vida se va quemando y no nos damos cuenta de todo lo que nos queda por ver
Estaremos solos en las pirámides de gizeh y tomaremos el café en la torre Eiffel
Nos casaremos en una playa y te haré el amor en mil amaneceres
Quédate a mi lado y no te arrepentirás, no le digas nada a mama.

A las 5 en tu puerta, amor.

viernes, 29 de abril de 2011

de hamburguesas y perrritos "valientes"

Las whopper de Plaza España
saben tristes y a canciones de Revólver,
sobretodo si las pides sin tomate,
pepinillos y aderezos demás.

Las aceras de la calle Princesa
suenan mudas y aceleradas
entre los tacones de las madrileñistas
y los periódicos deportivos,
que destacan a un Real Barcelona
destronando a la reina blanca.

Los monumentos de Plaza de España
añoran el San Cemento universitario,
y los turistas,
que todavía no lo saben,
también añoran beber
minis de sangría a dos euros,
y entre hamburguesas deprimentes,
madrileñas con acento de Cornellá
y turistas nicaragüenses,
daba yo una vuelta, 6:30
por estos lares,
me he sentado un banco
a atarme los cordones
de bailarina de ballet rusa
de la soviética Vicálbaro,
y cuando iba a levantar
el vuelo cual cisne obrero
ZaaaS
tu fantasma ha aparecido
de entre la escombrera
de mi memoria buena,
y primero cabizmiedo
y después cabizmedio
me ha pedido que le acepte
unas birras
en el sitio dónde descontamos
lo insoluble de este cuento,
y tachamos otro 20 negro
en la historia kaosocialdemocrática
de la emboscada de
tu ropa.

Y a la tercera rubia
que me bebías
me has dicho
lo que tantas veces,
“ponme como quieras”
con los mismos ojos
que hace unos meses,
“¿Eristoffmicina con Fantamoxil?”
“Lo que quieras,
pero los labios rojo Channel”
y nos hemos reído,
porque la única condición
del trato,
era fiarse de mis pasos
pero nunca de estas manos
que a solas,
combatían la inseguridad
con el arnés de tu
coleta,
desde dónde quise arriesgar
algo grande, grande,
algo gigante
que nos salvara
del tedio de la mediocridad
que no era más
que tu habitación y la mía,
separadas.

Y entonces…
¡Qué tardes de Trivial en el Manuela!,
¡Qué noches de tormenta y escaleras!,
¡Qué amaneceres frutales en tus caderas!,
¡Qué tiernas tus fantasías pelirrojas
De ardientes amazonas de Carabanchel!

Y ahora,
…qué asco haberte robado tanto,
qué asco haberte cambiado tanto,
qué asco habernos querido tanto,
y habernos mentido tanto…
qué irreconocible tu mierda calavera,
¡¡¡¡QUE HIJOPUTA tu fantasma de los cojones
con sus latitas de cerveza y la puta manía de
quitar el tomate a las hamburguesas!!!!!
Qué delicia recordarte sin entradas,
perfecto Adonis y porn Star
de la flamante Carabanchelifornia,
qué sonrisa tan rara,
y qué golosa mi memoria
¡qué sabio el mago Revólver!:
“No consigo escaparme de mí
ni olvidarme de ti”

el roce de tu piel .::Revólver::.

lunes, 11 de abril de 2011

She


Y es que ahora puedo tranquilamente dejar que mi mano acaricie tu pelo y tu te sonrojes, mientras las horas pasan sin darnos cuenta; suspiro cuando tu suspiras con solo tener ese cruce de ojos que se mezclan como si del mar y la coca cola se tratara; a mi alrededor todos me llaman pero yo sigo subido en ese cielo contigo donde todo es azul. Allí los dos sentados, uno enfrente del otro vivimos aquello que habíamos soñado sin habernos parado a pensar que estábamos hechos el uno para el otro.

Siento cierto miedo a dedicar frases salidas de un corazón abierto, a volver a sentir el dolor mas profundo del amor y a que todo no sea tan bonito como esta ocurriendo pero quiero confiar en todo, siempre existirá el fracaso pero yo vuelo, porque tu lo haces conmigo y porque de una vez por todas he decidido volver a creer en esto. La película la escribimos nosotros, la música la pone Norah Jones y los actores disfrutan dejándose llevar con toda esta magia. Nuestros cuerpos se abrazan y se funden, nuestros besos parecen eternos, las despedidas imposibles y todo esto un cuento.

Cada día ocurre como si aquello no fuese real, pero al día siguiente vuelven a esbozarse dos sonrisas sinceras y de nuevo todo vuelve a empezar, tú y yo podemos contra todo. Así que cada día volvemos a subir a aquel lugar de colores vivos, over the rainbow nos olvidamos de los acordes menores y suena tu canción para flotar. Quiero escribir mil cuentos contigo, quiero tenerte cerca siempre y quiero que quedemos en el cielo.

the walking dead

Se hace duro recorrer las calles
esta noche,
buscamos un dónde
para pasar desapercibidos
cerca del café La Palma,
lo bueno de llenarte la cara
de sangre y látex
es que las lágrimas
también parecen artificiales,
no existe ninguna “sesión Coffin”
así que nos vamos
con nuestra no vida
a otra parte,
y tu recuerdo de días mejores
en estas mismas aceras
que hoy están más cuesta arriba
que de costumbre,
y no es que me arrepienta
de no habernos querido
como los demás,
de todas formas no habría salido mejor,
ya estábamos advertidos…
pero si que me duelen tus ausencias,
tus ausencias de tetería y ron,
tu silencio de Retiro y Rock,
tu vacío de playa y nocturnos
y esa excusa tan nuestra
de darnos la mano
terriblemente borrachos
“pa no caernos”
de vuelta al tedio de los domingos
sin ti
…sin tú silencio,
se hace jodido este sábado
en el Buko llena de muerteSilente
por fuera,
y esperar,
a las 02.00 papá vino a recogerme
al metro de Tribu,
cuando salí de la ducha
la sangre ya se había colado
por el sumidero,
delante del espejo
me miré las tetas,
y pensé en la cirugía, (cómo siempre),
y pensé en si alguna vez
nos habíamos tocado,
y seguía llena de muerteRugiente
por dentro,
…deshabitando las entrañas
de tu recuerdo a prueba de bisturí,
se hizo duro re-correrme la noche
esta calle,
se hace eterna
la espera de otro silencio
(tú yo)

ángel de orion .::Antonio Vega::.

lunes, 21 de marzo de 2011

me sale mal to' mi pequeña estrella debe estar fundida

Siempre se me ha dado mejor escribir de sentimientos, que hablar sobre los mismos, es por eso que quizás lleno cuadernos plagados de emociones que no me he atrevido a vivir, o a las que he llegado diez minutos tarde, y las he maquillado de yankee & rock celebrando mi propio Mardi Grass dónde sólo había un vacío lleno de nada y navajazos.
Hoy los nichos se revuelven para recordarme lo mucho que les duele,
que nos duele,
y entre todas las putas canciones que podían sonar sólo oigo balbuceos que se alejan de mi día día sigilosos, desandando el camino que nos llevo al cruce de Beneficencia con San Mateo una noche de verano,
Nuestros pasos de hormigón desaparecen a ras de un telón de acero que ha caído lentamente y parecía que nunca llegaría al suelo, y es por eso que esta mañana, consciente del desenlace, me he despertado con lágrimas en los ojos y un nudo en la garganta que no me deja coger el teléfono y romperme las cuerdas vocales pidiendole explicaciones de algo que ya no tiene remedio.
A veces da igual que te cuenten el final antes de empezar la historia,
yo no creo en finales porque no creo en destinos,
ni creo en parasiempres, ni en hastanuncas, yo no creo en religionesqueseparan, ni en comunismosdeizquierdas, ni en dictadurasdederechas, yo no creo en ningún santo, ni en fantasmas, ni el puto amor, y últimamente no me creo ni a mí misma…
No tengo ni puta idea de elegir, no sé hacer feliz a nadie… y contigo me ha pasao lo mismo…
Que me han reventao en la cara mis ideales de cuento, que no he sabido afrontar la adversidad con madurez y le he plantado cara con armadura de hierro y espada de madera,
Y en estos duelos las reglas no han cambiado tanto desde que el mundo es mundo,
Hace falta valor y hay que asumir riesgos, hacen falta librar muchas batallas para ganar la guerra, hace falta esta analogía porque el amor no es más que la guerra entre dos corazones por someterse al otro, aceptando
su propia muerte el final más noble
…con el corazón pequeño no se puede amar grande…
Redime mi suerte, si he ofendido a los que dan su vida por la de la persona que aman, en realidad me
muero de ganas de abrirme el pecho y exponerme a la intemperie de los besos puros y al fuego del
amor verdadero,
en realidad estoy tan jodida cómo tú,
te he fallado otra vez,
y lo que es peor, por egoísta y porque me deja vulnerable ante el fracaso,
me he fallado de nuevo, y no de segundas, ya no llevo la cuenta, pero las cicatrices están expuestas…
no sé quererme a mí,
no he superado mis miedos,
y tú, Jose F.N,
no tienes la culpa
porque aunque estés jodido, has hecho algo que en 21 años he sido incapaz de superar,
amar sin miedo…

A un beso mío le llaman ruina .::SÍNKOPE::.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Beber para Contarlo 26/Febrero/2011

Un año más Bebiendo para Contarlo, nos hacemos clásicos compadres...
Silvi Orión, Esther (Rhapsody), Gsus Bonilla, Enea, Guerrero, Extremgarzi, Hoz, Rayitoo, Mendoza, Milo, Tayler, Kikomoras, Kai, Bababui, y servidora, Kaotica =)
¡Qué bonitos soys cohones!


El viento del Poniente le sostiene dónde va,
lija sus manos a golpe de lariat y corazón salvaje para domar a la locomotora más rápida del Viejo Oeste,
tal vez, esto explique la tensión alta que hace años padece Litte Billy Bob Joe,
pseudónimo de Vicente,
eso o quizás tengan algo que ver todos esos whiskeys dobles y triples…
La cadencia de su bestia es una efímera cuenta atrás que empieza cada dos minutos de espaldas a un atardecer crepuscular de un tiempo pasado y un lugar inventado por la factoría de ficción: Hollywood,
dónde todo acaba siempre en la misma canción:
Próxima estación: Cañón de Colorado
Little Billy Bob Joe acelera las espuelas contra su bronco
coloniza el tiempo y conquista los días para su próximo corto,
¡Arre Gun Smoke, arre! le ordena a la mole,
y entonces las puertas se cierran dejando atrás a Febrero
y un rastro de arena y humo, se levanta reforzando los sueños de este vaquero de fieltro y acero
natural de Chamberí,
y no hay ápice de miedo a la altura de sus ojos cubiertos de sombrero de paja y caramelos
que curtido en duelos contra la soledad, corre por él, por todos, contra el olvido de una princesa de “Texas”, de nombre: Rocío,
amor a primera vista en las taquillas del intercambiador de Príncipe Pío.
Y mientras Bob Joe respira carbón,
toca la armónica y el acordeón,
vive al día 100 puestas de sol,
bebederos de caballos llenos de Bourbon,
banjos, peleas, mujeres
¡Acción!
si vienen los Sius cargamos el Colt,
y sigue Bob Joe de espaldas al sol,
su bestia cabalga la “Ruta de Oregón”
y ríe Bob Joe y a pleno pulmón grita:
¡¡Este pueblo no es lo suficientemente grande para los dos!!
Y empieza a haber humo en el viejo Saloon,
bailarinas y bandidos
dejan de hacer el amor
las picas y los diamantes vuelan alrededor,
cabalga Bob Joe a 92
recuerda a Jhon Wayne “Nada ocurre que no esté escrito, hay que dar tiempo al tiempo”
cabalga Bob Joe a 102
recuerda a Jhon Wayne “Yo que tú, no cruzaría el Missisipi”
y sigue sonando la misma canción,
y entonces Bob Joe ha perdido el control
se estrella se muere a 202.
Próxima estación: Realidad,
fin del trayecto, al salir tengan cuidado para no introducir el pie entre coche y andén.

Autorretrato .::Extremoduro::.

martes, 8 de febrero de 2011

psyCHOBilly invasion!!!


No podía dejar pasar esta ocación, ayer estuve en un concierto GRANDIOSO, el festival se llamaba Psychobilly Invasion, y lo disfrute al máximo, cuatro grupazos que casi hunden la Gruta77 al ritmo de vértigo de contrabajo, guitarra y batería, nunca he visto nada parecido, fue como pasar una noche en el Londrés más underground de los 70, que ambientazo, cuanto alcohol, el sonido brutal, waaaaa era diabólico, violento, sexual, “Coje el mejor orgasmo que hayas tenido, multiplícalo por mil, y ni siquiera andarás cerca”, por supuesto hablo de PSYCHOBILLY
Os dejo el cartel, unos links de temazos y algunas de las fotos que hice de los Koffin Kats que para mí son la ostia y como no de mi futuro marido, Vic Victor :pppppp






v8 nightmare .::Koffin Kats::.
saints & sinners .::Long Tall Texans::.
little red ridding hood .::The Meteors::.
don't trust the girl with the chainsaw .::The Silver Shine::.