Uploaded with ImageShack.us

miércoles, 18 de marzo de 2015

La casa en llamas

Día 17 de Marzo de 2015, Emilia recibe el alta,



Vivo colgada de la rueda que fue el columpio,
tu nombre,
mis pilares ausentes sustentan este montón de letras tristes que se niegan a medicarse, para mí ya no es américa, sino Diciembre
viro en un clip de Manson conduzco un Lincom fúnebre a través de la cinta de Moebius,
tanto es el miedo a medirme con los cinco elementos…
tengo veinticinco años,
soporto veinticinco años aún contra la tierra domada que debía ser mi herencia,
este calvero infame se funde hasta ocupar la trampa,
denigra mi rostro,
esta tristeza que tan inexplicable me asusta, me duele sin tregua,
mordisquea mis huesos de Viejo Mundo como una blasfemia conquistando hasta la inanición mi hambre,
éste, mi cuerpo es el nuevo Canaán
silábico, jeroglífico,
compulsivo,
no es culpa vuestra mi indefensión, dicen,
yo era una muchacha utópica y esmeralda,
podía tragar litros de bebidas blancas sin más problemas que la pronunciación fútil,
donde este erial sin más cercas que el espino del miedo vivía una muchacha-río, de laurel y carnívora que creyente en el apotropaico efecto del Hombre, se acogía a los libros sagrados,
capaz de comer lo que los hombres comen, qué eran, primero Amantes y después hombres,
ignorando que la selva acaba marcándote, por pura yuxtaposición,
qué engaño el de las ciudades dónde se mide el peso del agua, con aparatos también para desentrañar la composición del aire, como hollando las crines de un indomable con la fuerza endemoniada del progreso,
la misma que nos hace amarga la relación con nuestro esquela:
esta podría ser mi historia,
mas nunca será mi patrimonio:

I


Allan Washlobsky, Polonia, 1 año después de la caída del Muro,
sus dientes desaparecieron tras el telón de acero, su cuerpo, todo, es un desguace de arsénico y opio,
un hermoso laboratorio para el Proyecto Estragos donde la benzocaína alivia el dolor que causa la superviviencia en el pantano
-         Doctora, llevo un año, 3 meses y seis días limpio, si va a pincharme tiene que saberlo –
le duermo,
su voz es un aguacero de agujas que infiltra inmisericorde mi suerte,
Allan,
te miro y te juro que echo de menos la Guerra Fría con toda mi alma.

II

Negro el ángel se derrama impasivo como cerillas ardientes sobre mi cuerpo,
sobre mi culpa,
decidimos comernos con diligencia suicida,
pues la calavera de un hombre es lo más cercano a la intimidad cuando la distancia impera
y en Kioto sólo seríamos viejos fardos,
así que advertidos de cual es la relación que nos hace presos de este corsé de carne,
así recorro tus trígonos, tus maxilares, la cortical externa,
el suelo de la boca, esa localización terrible,
y me consuela saber que lo demás es Winstrol,
y hormonas,
repito,
solo son hormonas,
repito…
solo hormonas…

III
El Señor es mi pastor, nada me falta,
en verdes praderas me hace repostar,
me conduce hacia fuentes tranquilas
y repara mis fuerzas,
por más que camine por cañadas oscuras,
nada temo,

Cabalga, el torso eléctrico, y lo recuerdo recostado en el capó de una berlina blanca serigrafiada como “Reformas Gabriel” M 6697 TP
tan peligroso como un incendio en los Monegros el hijo de Anaïs Nin,
un transatlántico de turistas alemanes celebrando el October Fest en la Antártida,
su sexo curvo, una letra de Led Zeppelin soberbia,
un enorme vaso de vodka que engullir de una sola vez si le pones empeño
a sabiendas que vas ahogarte,
sin pensar en el VPH
o la elasticidad de tus cuerdas,
o quién es él,

Me mira y sé que continuará el mal tiempo

pero su cabeza es un loquero sumamente erótico donde se celebra el fin de los Días todos los días
sin la menor idea del significado de la palabra colmo,
arrojarse a él era arrojarse al foso de los leones,
imprevisible y divertido como una playa de surfistas,
acostarnos, un jodido espectáculo de Monster Truck,

Qué armería de bellos destierros en cada punto de su anatomía abrasiva,
cómo podía ignorarse peligroso …
¡durante ese tiempo prácticamente no dormí! jamás encontré la calma en los brazos de San Metralla,
qué mi recuerdo sea el de entonces,
tan trágico,
recién llegado y con la boca desbordada hasta el trismo,


Ahora lo comprendo, porque para entender la belleza de aquellas playas,
necesitamos decirlas adiós.


IV


Quiero permanecer despierta y lúcida para contar lo que voy a contar,
no amaba su tono de voz,
su tono de voz flemático y sureño como el propio Missisipi contaminado de ginebra,
vadeaba mi nuca silencioso,
el mismo silencio que el de una unidad de grandes quemados,
pero con él sabía que ganaba desnuda,
me obsesioné con su sangre,
su sangre marcándose explosiva como mechas de dinamita a punto de volar la dermis del antebrazo,
la sangre que tan perfecta quedaba en los teasers del porno ciclado,
qué fácil fue ordenar con él mi cabeza como un estudio de grabación, con bombillas de camerino y terciopelo,
y decirle:
- Tú para mí eres Charlie Seen y escaparemos juntos más allá de las Malas Tierras –
qué fácil decirle,
- Tú para mí, Lestat, porque vivir degrada –
- Tú, para mí –
y así pasaron los meses,
sin noticias del termómetro y entre botellas de cava,
y esa sangre.
Naturalmente, como en todas las historias serias nos acostamos la primera noche,
y como en todas las historias serias,
esa felicidad domótica no estaba incluida en la economía del sistema,


V


Jesse cocinó para Nancy toda la noche,
el semáforo pasó del verde,
un tipo empieza a limpiarles el parabrisas con un trapo manchado de sangre,
para el agarofóbico el automóvil, último de los espacios de libertad, una de las últimas zonas de autonomía temporal ofrendada a los humanos,
Nancy observa la garganta escorada de Jesse, el ritmo dextrocardiaco de la respiración del Chevy por encima de las cumbias de la radio latina,
sube el volumen hasta la altura del terror que les provoca la falta de dexedrina.
AVISO: Para besarse con Jesse necesitas al menos, una escafandra y un arpón bien afilado,
sus labios de manglares plagados en el valle sin caminos de la locura precoz podrían llevarte al Infierno antes de que acabes de contar tres, dos…
Nancy lo sabe, pero necesita la pasta,
Jesse siempre decía que la gente tan pretendidamente nocturna da la impresión de decorado,
aunque no parecía demostrarlo, apreciaba la compañía de Nancy más allá de lo que ella supondría para cualquier presidiario,
la enseño a disparar amartillando para añadir dramatismo a su rostro, su rostro que era la envidia de cualquier secretaria tímida.
Un día, sencillamente desapareció,
no le sorprendió,
Jesse solía decirlo,
-         Avisar siempre, aburre-


VI
Control

Cuando dices seres queridos estás matando a tu familia,
durante el invierno de aquel año pasé meses sin encontrar una buena razón para no beber,
cáncer, insuficiencia cardiaca, herpes zóster, parálisis de Bell,
la Urgencia colapso mi alma hasta convertirla en una cruel sala de recuperación de paredes diáfanas y máquinas de café Express,
Llevo casi nueve meses para escribir el poema y ya apenas leo,
Estenosis aórtica, neumonía, depresión
acallé las voces que pugnaban por mi próxima identidad,
a cambio Úrsula me dio estas piernas,
perdón por el silencio, la ausencia, los mensajes sin contestar, los libros amontonados, Compañeros,
mi dolor ha sido un hangar de nihilismo desproporcionado,
-         Yo te diré cuando te quema –
-         Me duele, Russell –
-         Yo te diré cuando te duele – dijo él,
Pero vencido el temor a la inercia, no queda otra que jugársela sin ningún plan,
y eso es insoportable, para mí es insoportable,
sin la esperanza, sin la fe ciega que le tengo a la ciencia, no habría aguantado ver como envejecía antes de cumplir los cincuenta,
no habría aguantado ver como se marchaba y dejaba el precipicio apunto de otra caída libre,
dibujando los límites día tras día,
trabajo, entrenamiento, trabajo, entrenamiento, trabajo…
cada noche, a la vuelta, podía ver el sitio donde había tenido el collar, las correas,
el arnés e incluso las bridas,

roturar la tierra en perfectas líneas rectas,
no salirse del surco,


esos primeros y cruciales surcos.


lunes, 7 de julio de 2014

Kiannah

Gurú mecánico de palabras búnkeres,
aquel que torna en piedras lunares un puñado de tuercas.
Yo un territorio solar, hierática virgen en la pira sacrificial del fuego,
mis pulmones impares, mi botiquín de adicciones, mi autosuficiencia,
yo me pregunto, qué hacer para que el amor dure,

Secuestrada en un diván bajo cuarentena de declaración obligada,
pues haber contraído la melancolía del último cuarto de siglo no es más que otra forma de canibalismo,
aquí, donde el silencio es hoy territorio quemado,
donde los bordes de las horas también son romas y esta camisa acolchada difama mi cuerpo,
siempre atormentada como filántropa sin más causa a la que adherirse que al mismo ciprés sagrado,
aquella entre las imposibles,

quise un corazón zurdo para futuros diestros,
que disfrutara de las vocales nativas y me sacara a bailar un bOOgIE allá donde imperaba el VaLS
que por ventana pIEl de gAIA para mirar a los bUEYEs del color UvA,
un experto jugador en OUIjA, un maestro de la hAIEUtIcA,
que me mAUllArA Aloha Au la Oe con el Ku`uipo en las manos,
pues las consonantes están hechas a la velocidad del norte y yo sueño con  mAUI para espantar el ruido.

Sé que le quiero porque mi corazón bombea extracto de hibiscu si me mira y disfruta con palabras como expropiación…… mermelada,
dios falconiforme que copula en el aire con las nahuas angélicas que van de camino al cielo,
intento descifrar con esto el telón que tu cara esconde,
yo me pregunto, quién calibra el balandro de las pasiones,

y le doy vueltas hasta desgastar el ánimo como las ruedas desgastan las ambulancias me arrastro a prisa entre los maizales pensando en bourbon con sed de opio bajo la lluvia de Mauna,
es sólo sílice y cráteres, repito,
qué hermoso conducir de vuelta a casa cuando al final hay una casa,
mientras tanto me gustará el argot universal que la dinamita habla,
amaré la magia de su elocuencia cuando lo público se vuelve público,

como la barca del proscrito navega a contracorriente así los que transgreden son más fotogénicos me digo,
quiénes capaces de cazar bisontes y entregarte su corazón aún vivo,
pero mi aura es goma quemada que busca redención en la lluvia chamánica,
la misma que fabrica la escalerilla por la que los neones suben hasta ella, por la que los restos maltratados de las muchachas,

allí quiero yo mi casa,

y mientras,
mientras sigo llevando cerillas en los bolsillos,
puro hábito,
me pregunto, ¿qué caza recompensas puede ir a la lluvia del Gran Suroeste y volver de allí con el nombre que buscaba?
¿quién capaz de traer la euforia contenida en un ramo de pUAs desde la bAhÍA AÉrEA de Jamaica?
yo, Tiki en ascuas labradas de ébano estas astillas, totémica y para nadie,
implacable,
pues para arder no hay proscenio que iguale la puesta de sol de un Mai-Tai derramado:
 brillante, triple seco y ron acumulándose en el horizonte sobre la línea del mar,

mecánicos del trance que intoxican las sangres de fiebres micróbicas y arrasan todas las aduanas del cuerpo hasta dejarte desnuda de palabras,
así empezaría mi vida si empezara de nuevo,
con una explosión que dejara el billete abierto, pues la bomba siempre es una pregunta,
y harta de encontrar esquelas, yo también he olvidado mi nombre, ese museo vacío dedicado a la espera, como serpiente en el Edén que broncea sus espirales al sol,
porque nada hay como un proscrito, un indicador viviente señalando a cualquier otra parte,
yo me pregunto, si donde tú, también los apóstoles de la otredad, 

sé lo que busco:
tucán de angostura y matapalos para mi sed pluviómetra,
lejos de las ristras de luces de Navidad, donde la legislación no oprime a los candelabros,
yo sólo puedo quererle si en un puñado de gemas ve proyectiles perfectos, y detesta esta fiesta que yo fetichista celebro,
otro 4 de Julio, si, pero para estar cerca del que es jugo de avispón y carne de gacela,
del quien sirve de amarradero a la nave de los locos,
todo champagne y Niágara exclusivo,
lejos de ese exceso de ojos que vacían de autenticidad el Gran Cañón,
a doscientos kilómetros coma doscientos bostezos del cirio fundido del color del agua, de esa galleta cubierta de cicatrices,
donde los dedos corren como zorros en el incendio forestal de la Amazonia,

hace veinticinco años que me estoy matando,
la mires desde donde la mires
la luna sigue siendo un desastre…





jueves, 3 de julio de 2014

4 de Julio de 2014 - POéTIKAS -

LA ESQUINA DEL ZORRO
C / Arroyo del Olivar, 34

metro - Puente de Vallecas - 

domingo, 22 de junio de 2014

La Hondanada



Animalario geográfico poblado de renglones Índicos sobre el que los aviones planean, y asustados, se pierden hasta hundirse,
en esa orilla, “los otros”:
Veleta acardinal sin más puntos que suturas discontinuas después de un aborto, detrás,
criptozoología como mascarón de proa:
Al Norte Veracruz,
Al Sur Veracruz,
Nosotros, los del Oeste

los que el lector supone ávidos, sin extremos jóvenes,
decepcionados con lo impuesto, ligeramente asimétricos, de castigada belleza escarlata,
nosotros, chico,
en sus hábitos se ha de contar un voraz apetito por el cambio, la misma rebeldía que impulsa a las cometas a abandonar a los niños,
expediciones en las lindes de la moral, ya sea en parapente o de la mano de Dante,
disconformidad con los centros, resistencia en los perímetros
vocación de ser un cumulonimbos,
tener al menos un horizonte en la tropopausa.

Cuentan los antiguos que aquí en el West, los trastos viejos de un hombre son el tesoro de otro.
Nosotros, de vocación apodíctica,
quisiéramos mostrar eufóricos la misteriosa médica que en la Llanura se ejerce,
donde a fuerza de no crecer ya los dátiles, han florecido leyendas.
En este paisaje duro y desolado,
de monótonas tonadas alpinas,
de sombríos músicos roídos y de telón arpillero,
aquí,
donde el cielo empieza a reflejar húmeda y gris, la piel del cadáver del hampa,
los que decían:
- ¡Aquí curamos la dispepsia, la escrófula, la gota!
Pero allí,
allí la Santa cofradía de los Rougarou, el demonio de Jersey,
aquí, donde el acento arde como una herida congénita,
aquí las madres orgullosas del peso que soportan sus costillas,
aquí los padres tienen una sed insana por abandonarnos...

Y allí la mano que mece la cuna de los herederos
sus ojos como espejos de ferias ambulantes,
sus mentiras bípedas frente a nuestro cuerpo hecho currículum,
esta ruina aderezada de experiencias bárbaras,
Nosotros.

Aquí teníamos canciones para cada tipo de tristeza,
nupcias a diario con la virgen de las costumbres,
a golpe de no tener ya mañana imaginamos nuestros fatuos,
bailábamos marchas fúnebres mientras sonaban las rumbas,
aquí usamos la cerveza para desparasitar nuestro vientre,
el exceso como sustitutivo de sexo,
el mismo sexo en exceso


un criadero de necropsias carcome las poltronas del Crimen Organizado,
el Oeste, para ellos, sigue siendo Veracruz,
sus palabras bogan inmersas en pantanos de formaldehido,
se hacen fotos frente a monumentos conmemorativos de la Guerra de Secesión,
en esto también nos mienten,

¡He visto cosas horribles chico!
muertos los hombres de ataques de Fe alzarse las paredes del hospicio en nombre de la caridad,
no chico,
no preguntes por sus apellidos,
aquí podrían responder todos al mismo: Tizón,
esa dinastía de pistoleros ilustres,
nido de reptiles de segunda taxonomía,
habitan el infierno sin padecer sus llamas,

Aquí el refugio, los libros, los hombres, los bares,
Allí la sangre nunca se mezcla,
nadie usa el mismo cuchillo para los amantes,
tras los desastres las cajas negras se borran en Veracruz,
¡No quieras saber como huele esta caravana!
Sólo es un armario cargado de malos recuerdos chico,

pero el cielo es más blanco en la hondonada,
los músculos del cuello se apretaron tanto que mudaron sogas,
no da igual,
en este pueblo siempre ha bailado el mismo,
¿y ahora,?
con las banderolas caídas del 4 de Julio,
ahora que emerge otro enfisema en el pulmón de América,

¿Que ocurrirá cuando el Oeste cambie de nombre
ahora?
Ahora que se vislumbra el fin de esta particular travesía por el desierto,

ahora que la casta empieza a recurrir al valium… 




[poemas hipógrifos, segunda definición: de la familia de los poemas Jumanji no te gustan, pero tienes que acabarlos para poder continuar]

[I LOVE COOPER]

lunes, 21 de abril de 2014

West Monroe vodevil - Love getting dirty -


El rodeo fue un verano faustiano que pactamos con la savia de los albores,
tú recuerdas cada pliegue de la hija del predicador, sus secreciones originarias en el totem del vaquero,
el pedigrí selecto y delictivo, arrimarse a las botellas como palancas con que reventar la mediocridad de la vida de todos los viernes,
las balsámicas muchachas de alegres jeans apretándose contra tu abdomen tras las reses y fijando los ojos en el honrado fulgor de las crines llenas de cicatrices pero todavía indómitas,
te erguías en la circunferencia árida como el que conoce su cuerpo lleno de brasas,

pero saldrás al encuentro del viento firme, también del polvo,
con las botas puestas apuntando al payaso de en medio del campo de batalla,
un día si,
otro,
¡qué tan interminables los ocho segundos interrumpiendo las reglas humanas del tránsito!
Dallas se acostaba ebria y florecía Miss entre los neumáticos de Jeeps  capaces de remodelar el hambre,
la geodesia,
el folclore,

pagando con American Express vicios inconfesables entre los pobres te exculpabas,
y en la guantera el mapa del Spedball route rezaba así el nombre del pequeño poemario que viraba hacia el Oeste del Dixieland una vez más
bajo el mantel de apuestas se entrecruzaban dólares por erecciones,
el dinero se alzaba voluptuoso

El olor a AZP infectaba la sangre donde el córtex sólo ve maricones y drogadictos,
templo de la moral fronteriza, un Paso atestado de filisteos que aparcaban sus rancheras para asomarse a mirar a las putas del cinematógrafo con la mano empuñada y sin apenas saber leer,
pero qué tostados los hombros de arcilla roja de Alabama y esos ojos de alturas Rocosas por dónde pendían inertes los sentimientos,
los mismos ojos de cuenta atrás,
-          ¿qué son sólo treinta días doctor? –
La médica moldeó también los ritos,
un coloso de nombres impronunciables para el lenguaje que dictamine el final,
¡la pauta es demasiado siniestra para la risa!
-         Primero los pulmones se apolillan –
-         Después vomitas sangre-

Y yo, a mí,
para quién es Texas la llanura apostada en el latido de tu ingle,
que tan obvia tu nuez que mi diafragma se hincha peligroso
que el vientre que bastamente espurio de caricias íntimas se debate entre el militar de labios generosos que desea viajar contigo a otra contienda
y el asesino al que le urge viajar dos mil millas,

yo hago dedo

un trío de mexicanos optimistas escruta el elástico de mis labios como si se tratara del Chat Roulotte,
sus pulgares rígidos me tientan,
gesticulo, les digo: Hasta cuatro
y mientras ellos siguen online

Pero ¡maldita sea! nada de esto importa demasiado
quiero besarme con una mujer de hermosas sogas, 
con ella ahorcarme en el trópico de un cuerpo eléctrico, 
volver a desvirgarme en un coche lleno de hermosos cazadores de caimanes en las profundidades de la sombría Louisiana entre carabinas del 22 y anzuelos brillantes,
usar impune sus billeteras orgullosas de piel de castor tras las batidas en los ríos, 
rezar con ellos después de haberlo gastado todo en lencería erótica,
con ellos,
hermosos muchachos de vértebras perfectas al paso de la cabalgadura, 
nos amaran imbatibles hasta convertir nuestras gargantas en perfectos cantaros sin fondo a golpe de la Sun Records,
para que al mirarnos nos veamos mejoradas en ellos,

quiero un verano en el más obsceno y lujoso de los Mercedes capaz de esquivar el paisaje trágico de las metástasis sponsor de la Texaco,
lejos de la muerte súbita,
Más allá del ictus o el infarto de miocardio tras la cadena asesina de un Fast Food Restaurant.

Porque a veces,
a veces la Arcadia de mis pensamientos es tan violenta como un piolet lustrado,

es tal la calidad en el infinito de este abandono que nos elogiarán hasta el hartazgo los que penden del pasatiempo más antiguo entre los exactos,
apuestas telefónicas con la banca,
gloria abajo, tristeza arriba,
pues el aspecto del placer es siempre triste, es siempre triste,
un desierto que sale a recibir tus llantos cada medianoche,
eso es lo que se siente cuando al amor le estorbas,
no hay vitrinas que alberguen errores más grandes,
Lejos …………………… la psiquiatría para las siervas de la estética sureña.

Un hospital camino a un criadero de peces beagles a las afuera de Appaloosa, aquí los que enferman, enferman siempre de incomprensión
-         Si estás demasiado cansado para cazar patos, es que estás demasiado cansado –
los reclamos estragan en el cuerpo como festín trabajado por las mareas, 
las corrientes combustionan profusas en la empantanada Louisiana,
desaparece el dinero,
la farsa del bótox ,después los dientes,
cuando los hijos se van la madre ya han izado la media asta


Temo deslucirse la inmunidad que hizo a la belleza Pionera,
me culpo:
- ¡Tú me has mostrado los puntos por los que se precipita el destino! -
- Olvida ya los Colts, quieres? -  
- Olvida los arcenes -
- Los moteles -
- La carretera -

Olvida tus límites qué tras la rasante se descubrirá un remedo de desastres,
y las instrucciones para este corazón,
este órgano de histeria henchido vertiginosamente ajustado a los contornos de la frontera, a la medida de los desastres
apuntan siempre a estas oraciones:

Color: Siena
Capacidad: Ocho cartuchos
¿Dolor?: descartado  





martes, 25 de febrero de 2014

INFORME MÉDICO DE UNA ADICTA A LA ORALIDAD (UNA HISTORIA CLÍNICA Y LITERARIA)


Este poema largo, impersonal y transferible, sólo es apto para gentes largas, a las que les importe el tamaño, yo, que pretendo ser trascendental,  manifiesto aquí mis denticiones.
[PARENTAL ADVISORY, EXPLICIT CONTENT]

ANAMNESIS… ¿QUÉ LE DUELE? ¿DESDE CUÁNDO? ¿A QUÉ LO ATRIBUYE?

A la tierna edad de doce meses, con un chupete en la boca, mis padres celebraron entre serpentinas y aplausos el comienzo de mi Fase Oral.
Después de crecerme los dientes, los segundos, de bajarme la regla, de cerrarme el diastema con aparatología ortodóncica.
Dejé de ser una nínfula.

El chico que me tocaba, enfermó de meningitis.
[cefaleas intensas, signo de Kerning, vómitos en escopetazo]
No fue igual.
Esta vez olvidaron el confeti.

Ya no pensaba en comida, lo excitante era morder la yugular que la dermis translúcida insinuaba
[confluencia de venas temporal, superficial, maxilar y retromandibular que nace del hueso hioides y se dirige transversalmente en sentido lateral ubicándose detrás del esternocleidomastoideo. Grey 557]

Iniciose entonces en la clandestinidad de mis deseos, la perversa filia por el oficio vampírico­1
El día de mi puesta de largo enfermé de leptospirosis:

INFORME DE ENFERMERÍA AL ALTA EN URGENCIAS DEL HOSPITAL UNIVERSITARIO DE DURANGO

Diagnóstico de presunción: TARDOADOLESCENCIA CRÓNICA
Presentes, signos de vello púbico incipiente, episodios recurrentes de mentiras obvias, desinterés generalizado por las cábalas religiosas, TOCs múltiples.
A las 4,30 PM la paciente no deja de repetir consignas de En el Camino, y se comporta como una Sera endiablada en la delirante novela de O’Brien.
[play it loud, wear it proud]­


EXPLORACIÓN EXTRAORAL… Y EL ESPANTOSO ESPECTRO DE LA SODOMÍA

Como una procesión de submarinos que el mar majestuoso camufla, rompí las vajillas que a mano talladas se acuñan en la proa de los barcos
[más de 100 cañones, pero menos de 200, sin demasiada hipocresía],

Desaté los bronquios del cancerbero celoso del almanaque de llaves maestras, las espinas que protegían las rosas del Árbol de la Ciencia, sus palabras dolientes y puntiagudas con que empecé a festejarme
   en el nombre del be-bop
[vigorosa sospecha de sadismo]

El vino que otrora rezaba, amenazó con destronar el imperativo de la cerveza.
Fueron años hermosos, yo siempre he sido cara, pero aceptaba desplazarme, previa condición ortográfica.
[Inspiración profunda, haciendo acopio de insurrección]

Maduraba en la lozanía de un silencio estruendoso de palabras curvas, totipotenciales que eclipsaban la pirotecnia de cada fin de año.
[Ignorando la puntuación, desarrollando páginas enteras de narrativa sin solución de continuidad, incorporando el guión, los dos puntos, haciendo que mis personajes hablaran como Sailor Ripley bajo los espejismos de la Bruja del Este]

¡Qué tan famélico el lenguaje a los dieciséis qué TODO SE LO TRAGABA sin protección alguna!
[espontáneo, hambriento, ficticio, ¡lefático!, ¡fungible!]

Una pistola de agua de proporciones risorias, yo soñaba con el mito tropical y acromegálico, humedeciéndome cursiva,
Subrayándome
Besayunaba leche ¡cinco veces al día! Fumé petas y me adiccioné de todo para saciar mi garganta con productos lácteos,
qué perennes simulaban las hojas del manzano or(i)gianal
[agitándose desmedidas, quizás queriendo salir por la tangente]
la militancia en las filas del éxito implicó sexo-caduco

… yo serví al ejército más hermoso de la tierra…

[nefasta convicción fatalista de desesperación letárgica]



FRENESÍ INSONORIZADO, EXPLORACIÓN INTRAORAL

Rasúrate el ego poeta y revienta el aplausómetro con palabrotas de verdad apócrifas, omnívoras y eróticas,
declárate cófrade de la gran tradición gótico sureña, usa imaginería densa y aterradora
[un revólver siempre acaba por causar daño]

Perrea como un hombre y rebózale el léxico a la blondie que lea a Homero y se pinte de centaura las caderas.
Destápate el cráneo frente a la mujer crudívora quédate a solas y ofréndate tu mejor versión de Salinger, sé un relicario al alcance lectores voluptuosos y calaveras turgentes.
Escruta las medidas de sus contornos y exige 90-60-90 de promedio en poesía para besarla como Bogart a Gilda,
[no tengas miedo a las boas]

Aprende del marín de brazos bravíos que declara sin complejos conocer igual la eslora de su polla que la de la embarcación de Conrad2. Nunca te conformes con los botes de un transatlántico
[DiCaprio nunca cupo]

Des-préndete de las conjunciones en su boca, acércate su nuca y ofrécele Santuario3

Repítelo tantas veces sea necesario.

Pídele matrimonio mientras escucha a Cohen con un poema de Dylan Thomas



PROPUESTAS DE DIAGNÓSTICOS DIFERENCIALES

http://www.milanuncios.com/12riogpsg568kg: Dono todos los libros que compré por amistad, conservados en formalina 97% datados entre 2007-2013,  a cambio de sexo bukowskiano y un curso de Filosofía del tocador4
Incluyen atlas topográfico de lunares y mapa de carreteras del Mikonos (Grecia). No pago gastos de envío.
Sólo repetidores.

http://www.segundamano.com/eRTag6969: Escribo poemas orales, también francés y griego, sin diccionario de sinónimos. Nivel mecanográfico > 30 mm. No notarás los dientes.



INFORME ANATOMOPATOLÓGICO, UNA SALVAJE INVITACIÓN AL DEPORTE

La reiteración del truco hace previsible la magia
[sonrisa cadavérica, remembranza horrorosa, flujo de emociones titilando por la cara]

¡Pero Capote no fue otro fraude!, Rimbaud nunca será segundo y Bukowski, seamos honestos, el viejo Hank nunca compartiría sus cervezas contigo.
Disneyland es la niñera que el tío Sam paga cuando su ex le deja a sus hijitas cada quince días.

He desertado de la palestra para descubrir el mecanismo de poleas de ese telón de gules,
quiero revertir de terciopelo el texto, desenmascararlo de subterfugios.
Mis oídos, mis oídos no son cubos anaranjados de residuo orgánico donde arrojar vuestros escombros, tiradme un muerto por amor, y no más amor de muerto…
Hay show en estas líneas que conjugan las manos con el papel lencero
[para nigromantas vendo ligeros de tallas decimonónicas capaces de cortar las horcas más románticas. Ideal coleccionistas]

La vida,
la vida me ha otorgado un don, ¡mirad, muchachos!
¡he patentado el protector bucal vs. los bozales que condenan al ostracismo!

QUIERO HACER UN POEMA-MORDAZA CAPAZ DE CAUSAR LA ASFIXIA EN TIEMPO RÉCORD,
que mutile al ventolin y enmudezca a los voceros
[temperoso, horizontal, veloz]

Porque gritar no es aullar, no, y esta mami sibarita de ojos crueles, tendente a lo despiadado, ya no aguanta recurrencias,
no admite más recidivas que rimen con gatillazo

Tengo piezas de repuesto, viviría a un Nagasaki, y eso que todavía desconozco la capacidad de mis genes,

también tengo claro que el noble legado que la juglaría puso en manos del dignísimo Ángel González5, no puede derivar en anecdotario de un naúfrago,
de Batania espero, tome la antorcha y la erija al panteón del palmarés Olímpico,
por mi parte las glorias,
se las auguro todas.



SYMPATHY FOR THE DEVIL… TENEMOS UN PLAN6

Perdurar es una afrenta a largo plazo, así que elije tu own pino bro’ con que montártelo fetén más allá de Orión.
Con que cayado abrirás las aguas que sacuden los contornos del lector-isla
[la papiroflexia es una alternativa a la derrota]

Porque el lector soberano es tan promiscuo como frígido, una verdadera zorrita pretenciosa
[incestuosa, insaciable, feroz, descreída]

¿¿¿Todavía andas buscando las tablas de Moisex??? Las tenemos en Xplora, de L a D, 3,30 am. Cazatesoros. Docureallity patrocinado por Control.

(Voz en off)
“Vamos a jugar a un juego más inhóspito que La Guerra, vamos a escribir como si la recompensa fuese Vivir, y no, vivir. Más lejos que tres poemas noche siete noches semana misma lobotomía cadenciosa”
[inter-cambiemos la pauta de la medicina, doctor, estoy francamente preocupada]

-         De veras es la fantasmagoría un oficio rentable y sen-sa-cio-anal  –
-         Dígame Señoría, señor poeta7
¿qué espera usted de la lírica? ¿cuán puras y estéticas son sus intenciones? –



CONCLUSIONES, NO ES DEMASIADO TARDE… DIOS SE APIADE DE TODOS VOSOTROS,  PUERCOS.

1. Que yo quiero ser la Negra que derribe la valla y patee vuesos petréos culos blancos.
2. Las preciosas tibias Negras de Usain Bolt, capaces de reconquistar el tiempo y dejar el sistema decimal hecho añicos.
3. La dialéctica de Negra, como fue Negro Mandela y rojo vencedor.
4. La nueva taxonomía que agrupe a los valientes, una Negra y trina, capaz de volar la Santa Sede, e instaurar la poética con epifanía religiosa, porque yo apunto con la poesía a Salvarme.
[redimirme, correrme, vivir tantas vidas me sean posibles]

5. La Negra que atranque las puertas y rompa todas las ventanas de la banca en Wall Street.
6. La vacuna contra el lobo-hombre que entierre al SIDA, al cáncer entre sus versos y lo convierta en una excavación de estudios paleontológicos, digno de museo de horrores y estigma de la criminología farmacéutica.
7. La científica capaz de en la cuarta dentición.
8. La cabalgata de Valquirias huérfanas y amarillas, que orqueste el epílogo de la Casa Blanca.
9. La Negra que expropie el monopolio al séquito empresarial Sabina et Al.
10. El final de los niños cantores de lenguajes anoréxicos con sombreros de fieltro y sin la cuadratura de las gónadas de John Wayne


OTRA INFORMACIÓN: ¿Considera relevante algo que no haya sido reseñado previamente?

http://www.milanuncios.com/2983enola31gy: Tengo el extintor de Irreversible 8 seminuevo, conservo embalaje. Usado dos veces. Pago 60 €.
Negociables.



PRONÓSTICO

Tras la fuga masiva de editores en Dixie, se espera una oleada de protestas y acusaciones indignadas entre la comunidad de escritores del condado de Zuckerberg, como de otros habitantes de bares y escenarios colindantes.

Entre los posibles estragos que pueda causar esta declaración de intenciones, tales que, desfalcos de personalidad, ofensivas epilépticas en los recitales de entretiempo, turbas de culpabilidad seguidos de cánticos de consignas bélicas, pidiendo la cabeza de ésta, su sierva,
crisis nerviosas así como inquietud generalizada,
[¿seré yo? ¿se referirá a mí esta hijaputa?]
Insomnio manifiesto, compulsiones suicido-literarias, etc.

Es de rigor, que la autora, que preservará su identidad bajo pseudónimo, invite a los damnificados a una defensa legítima y con deportividad, de cintura para arriba, proporcionando la información necesaria a sus oponentes acerca de sus fetiches y debilidades en este, su blog, y adjuntando además el siguiente material:

- Un par de guantes de boxeo, marca Everlast, adquiridos recientemente en http://www.milanuncios.com, cuyo anterior propietario es un flamante poeta inédito que no aparece en ninguna antología.
- Un rosario nacarado.
- Alojamiento para poder preparar la afrenta en las entrañas de la Sierra Maestra y derecho a bajar de la misma, sólo con la certeza de ganarme, sin atreverse a mancillar las hazañas que de allí nacieron.


Firma estas líneas, prometiendo un Oral bilingüe a aquellos que se manifiesten:


Ava Varazo






1. Fiebres microbias de delirios oníricos con hombres exangües
2. Ver un gran miembro en sueños significa dignidad
3. Santuario (1931) William Faulkner
4. Instrucciones para el mundo del libertinaje, “franceses, un esfuerzo más si queréis ser republicanos
5. Postrarse
6. Tratamiento
7. Organismo microscópico, unicelular, fagótrofo, depredador, a veces mixótrofo, que vive en ambientes húmedos, ya sean aguas saladas, o dulces
8. Imágenes en rápida sucesión, movimientos caóticos de cámara, orden cronológico invertido, cruda violación de Mónica Bellucci

[A Hunter S.Thompson, Miedo y Asco SIEMPRE]


miércoles, 19 de febrero de 2014

Vive rápido


Cuánto fRÍo puede VEnceR un cuerpo de centellas ávido si sólo son veintidos las lonas para cubrir de blanco la bruma-camaleón que la piel blinda de obuses,
Tú, caminante entre cienes de mujeres solícitas que quisieran acariciar tus párpados,
yo, que moro en la reserva espartana del sueño yankee,
yo adoro tus rótulas,
remuerdo el último pan caliente para avivar las frondas que el acero templa,
y me marca un jazz antiguo que invita a correr… seahoga el lenguaje en mi cuello anatemático.
Tómalo.

No sé poner en ristre este séquito de aptitudes domésticas,
no sé sino ofrendarme,
así que te izo dogmas y porsiemprejamás además es poco…
que no quiero Las Vegas hundirse estrepitosa, sino apuestas en cada una de estas órbitas,
que un casino concurrido de reveses ya no soy,
que mis oquedades de enfática América desoyen las voces, las otras también son Tuyas,

y esta tinta que al acto desaparece,
esta noche que todo lo borra salvo la ráfaga de estigmas múltiples, no se declina para reafirmar plegarias innominables, bárbaras,
como un Reencuentro iniciático las manos, sabientes de sus manías se reapuntan indómitas [[se reacotan]],
enloquecen.
Y este légamo,
este vagón donde las sombras se embriagan,
estas vallas de alegre espino y repetidor que alambra los torsos ebrios de barro a la tensión del mortero,
más abisal que el motor enrojecen mis raíces necrológicas migradas de la patria barrica,
me desarm a  s    las cimas…

¡qué pienso para fantasmas estos altares!
estos nombres que ya nada nombran,
qué son sino estas mandíbulas ¿pro-huestes óseos en clímax atroces?
Tú reinventas la hípica artillera de este espíritu, de este régimen,
yo no sé sino postrarme a tus muñecas,
si transfundirme a tu sangre,

y ésta, esta muchacha diagética es capaz de extraer uranio de lo profundo y aljófares,
estas vértebras son vías para el balastro y sollarse aquí, ahora es preciso,
engendrar proyectiles, después ver florecer la infamia

yo me entrego a correr… servir a tus caballos rítmicos tantas yardas me quieras,
estos humedales, estas cizallas
¡Tú sabes lo que roerse el cráneo implica!
sabes de mi sutura frontal,          , mis hemistiquios,
has estado en las verjas, entraste enésimo, me has pedido que relea la carta
-         las palmas hacia abajo -
una, dos veces,
-         inclinada –
y mientras, mientras ese tumulto de desdentados muertos se han despertado,
esa estirpe sin linaje que no escucha a las ventanas,
esa quimera sin casta que un día nos brindó el cuchillo,

siénteme,

en los robledales,
en los eucaliptos,
sobre el pavimento del Imaginario dispénsate conmigo estas pastillas,
estos números exactos, tan idénticos,
esta frontera a descruz,
este Río,


este cadáver sin frenos